22.12.07

Work.Work.Work.

Me han alegado que ya ni escribo en mi blog. Uf, vieran como alegan mis hijos porque ni los veo.
Ya parezco bipolar: un día feliz, otro día echado cual Garfield en lunes sobre mi escritorio, pensando que cómo es posible que haya tanta pega.
Pero la hay. Y hay que hacerla. Por eso son las 10.58 am de un sábado (segundo sábado seguido que lo empiezo en la versión fantasma de la Ciudad Empresarial), y estoy con 5 creativos más encerrado pensando.

Ayer cuando llegué al depto estaba raja. Deprimido. Cansado. Y con ese maldito sentimiento en la guata como de falta de litio; ese sensación de limbo eterno: terminas una pega y llega otra. Y otra. Y otra. Y cero descanso, cero familia, cero todo. Pero luego mi increíble señora -sin ella me tiro a un pozo- me recuerda que este proyecto venía caladito así: una agencia que pasa de 15 a 29 personas en menos de un mes; un puesto nuevo, un tipo de publicidad nueva (digital es una parte, pero Marketing Directo es mucho más trabajo del que jamás pensé), con un equipo que todavía hay que pulir bien y casi la mitad tan nueva como yo. Un cliente exigente. Ultra demandante. Y también nuevo.
Y, repito, un puesto nuevo. Porque por mucho que hayas estado a cargo de un equipo grande, no es lo mismo que estar a cargo de todo el equipo creativo de una agencia. Una agencia que no es lo que acostumbras.
Ayer fue el paseo de fin de año y ya noto ese equipo. Esa buena vibra. Y con esa misma vibra que noté ayer como en cámara lenta y con música bonita es lo que me hizo hoy levantarme a la hora de siempre, enfocar la mirada en la pega y decir: no me la va a ganar. Nunca me la ha ganado. Es un proceso. Es mucho trabajo...
Pero no me la va a ganar. Vine para esto, y vamos a hacer que funcione.
Aunque haya que venir el fin de semana.
Bah, es fin de semana.

13.12.07

Ba-bye

La Romi se decidió a volver a su figura pre nenes, así que fue al doc. Y yo, que soy malito para inventar ocasiones de celebración, viré en U en El Bosque y me chanté frente a Procam. Murmuré un "Amore" a los audífonos y a los tres segundos la voz de la Romi me respondía que oooooooobvio que le tincaba comer algo rico para despedirse de sus kilillos.
Así que hablando de kilillos, me parapeté de dos. De los camarones más grandes (16/20, no tenía idea). Y luego de enfilar nuevamente al depto, me puse mi delantal de cocinero y, con la Mopa relamiéndose desde el suelo, empecé a prepararlos.
Gracias San Youtube por enseñarme a pelarlos.
Gracias San Google por recordarme como se preparan.
La única lata es que, creyendo que con media bolsa estabamos listos los dos, quedé más que decepcionado: sin el hielo, las patas y la piel, la bolsa completa (1 kilo, supuestamente) apenas y alcanzó para dos platos. Grandes, claro, pero no como para volverse loco.
En fin: dos copas sommelier de vino blanco muy helado, un nidito de lechuga bien aliñado y los camarones al ajillo encima. Nada mal para terminar un día especialmente agradable.
Nada mal.

9.12.07

Tumách

Y después nos preguntamos por qué estamos tan consumistas en Navidad.
¡Me demoré más en leer los suplementos, que el diario completo!


Fe de erratas:
al sacar la foto me di cuenta que del lado de la Romi
había otro montón más de suplementos. Uf.

7.12.07

Servicio de Utilidad Pública

Me carga usar el blog (MI blog) para esto, pero entre la neura por no encontrar a nadie aún y el poco tiempo, heme aquí abusando de mi propio espacio. No digo yo?


Necesito un REDACTOR. Urgente. Mínimo 3 años de experiencia, idealmente en Marketing Directo. Ojalá que entienda algo de marketing digital. Para trabajar con 3 directores de arte.
Osea, que el tipo sepa ordenarse. Y bien.
Conocen a alguien? Deje su comment NOW!

3.12.07

treinta y uno

La semana más intensa en mucho tiempo fue al unísono del cumpleaños de mi hermano, de un tío, de un primo, de mi viejo y, pa cerrarla, del mío. Una semana de mucho trasnochar, de una caída en moto -suave, don`t worry, pero caída al fin-, de una entrevista para una revista o algo; de mil entrevistas para dos puestos que siguen vacíos... y la primera despedida (dícese de echar a alguien) que me toca hacer. Uf. Todo empaquetadito en 7 días. Todo a full.
Tanto que hoy, que llegué igual de embalado y apurado, de pronto me toca no tan fuerte y no tan heavy. ¡Primera vez desde que llegué! Así que tengo esa extraña sensación de estar siendo observado.
Esto es broma, no?
Pero espero que no lo sea: los equipos trabajan como reloj, las pegas se están haciendo, ya NO tengo doscientos mails sin leer y hasta he podido hojear lo que está pasando en el planeta tierra desde que fui abducido por el cambio.
Así que nada de mal, señores. 31 años recién cumplidos y mi primer día "normal", de regalo atrasado.
Ahora sí, pueh. Ahora sí.

26.11.07

Hermanitooo... mi da un emepetré?...

Es inversamente proporcional: más trabajo, menos música en mis orejas. Aunque, claro, me pego una que otra escuchada de radio (ahora que el celu que me pasaron tiene radio, compensación universal a tamaña cantidad de laburo)...mmmpero no es lo mismo. Es un random con viento que me llena tanto como un hot-dog de la Shell.
Así que, mis queridísimos bloggers, necesito ayuda. F1 para empezar a rellenar mis tímpanos de nuevas cosas. Sitios de música. Radios online. Discos en Rapidshare. Whatever. La cosa es llenar mi silenciosa oficina de sonidos dignos de hacer mover mis carreteadas zapatillas -o zapatos, si ando en esa- entre un mail y otro; entre un trasnoche y el siguiente.
Sou... ¿Duyujelpmi?...
"¡Oye, viejo perro... p-pero esto es el despiporre!"

22.11.07

and we`re back


Ayer tipo 7 pm, esa batería sincopada y orquesta filarmónima al unísono que sonaba en mi cabeza -con dejo a emails, pegas varias, reuniones aceleradas y aserruchamientos motoriles varios- como que se detuvo. Y yo, viendo que eran recién las 7 pm y la pega ya estaba hecha, los emails contestados y todo en orden, me eché para atrás, giré en 180 grados y levanté la vista al atardecer rojizo frente a mi, con un aplauso general en mi cabeza: Ahora sí que se ordenó la cosa.
Así que, supongo, estamos de vuelta.

18.11.07

I dont know

No sé como partir. O si hacer de esos posts mula con una letra de canción o un trozo de libro que me identifique en este momento...
Nah; sería la fácil: la verdad es que estas semanas han sido increíbles: llegué un viernes, y el lunes ya sabíamos que habíamos ganado una licitación gigante. Y la semana entera viendo cosas para la oficina mientras con la otra mano presentábamos campañas, armábamos estrategias y nos juntabamos a reuniones equivalentes a centrifugar tu celebro... Pero, igual, ni te explico la felicidad.
Y como el finde leí a una psicóloga que decía que "La gente suele decir estoy agotado como si fuera algo malo, ¡cuando podrías perfectamente decir ¡estoy agotado, di todo lo que pude hoy!"... me siento identificado a mango. Así estoy ultimamente: a full. Tanto, que mi gran pasión blogguera he tenido que dejarla de lado un rato.
Pero bueh, los sigo leyendo a todos, y sigo llenándome con forceps la cabeza y los ojos y los oídos. Los Mono están increíbles. La nueva página de paula.cl está total y absolutamente 2.0 y se agradece; mi nuevo grupo favorito de la semana es Hello Seahorse - and the jellyfish parade es el disco que tengo puesto en mi celu -ejem- y me lo escucho todo entre taco y taco.
Yyyy... uf, si contara todo no alcanzo a hacer dormir al Nico ni a aprovechar mi domingo familiar que se está acabando. Y no es la idea, no? A ver si en la semana me reinvindico.
Así que, por lo pronto, un marcatarjetas rápido y un.. C-ya.

11.11.07

One week already?!

Es impresionante la falta de tiempo. Miren que no es por falta de tema que no he escrito, ¿ah?. Es el tictac en fast forward el que me agarró desprevenido.
Así que me van a perdonar la extensión, pero esta semana está posteable de viernes a viernes:

Viernes pasado. 9.15 am. Abrimos conmigo entrando a mi flamante oficina, caja en mano; luego un almuerzo con cliente en el increíble Miraolas; una reunión con el equipo, todos embalados a full, y a las 20.30, enfilando ya con la Romi y Rapa a la inauguración del Urreola, el bar de tapas y vinos que Dolape se viene armando hace casi un año. Una casa de 1902 en la esquina más ondera de Valpo -donde se juntan Cerro Alegre y Cerro Concepción-, que por esta vez fue sólo para los 4, más el chef. La idea fue acabronarse con los 10 tipos de tapas y darle duro a la crítica... pero todos los esfuerzos fueron en vano: todo estaba absolutamente perfecto. Y el tango electrónico -y la visita posterior de la vecina, que hasta me enseñó a bailar tango entre copas y copas- fueron sólo parte de un carrete de esos que ni te imaginas tan increíbles, hasta que lo estás comentando feliz.
(obvio que no hizo falta el flash)

Pero volvimos a Santiago, de puro embalados. Y el sábado partió sin los niños -que a veces se agradece- un desayuno tranqui leyendo el diario, y luego un almuerzo igual de agradable solos los dos en el Emporio La Rosa. Siguió el domingo, muy familiar y muy relajado... Y zas, que te llega el lunes: ganamos la licitación. Alegría total. Entrevista en Adlatina por mi nuevo cargo. Y yo chocho. Y el martes, Avant Premiere de Che Copete -igual está buena, si les gusta el Che. A mi me dio harta risa-. Corte al miércoles celebrando lo de la licitación, y jueves -encañado- y viernes a mango; con el tiempo justo para respirar, trabajando a full con todos y viendo con Tito los nuevos muebles de la oficina y la nueva decoración y entrevistando prospects para los nuevos equipos...

Y ya es sábado en la noche otra vez y no me la creo lo rápido que va todo: hicimos una comida muy cuática de celebración con Rec & Co. De esas comidas de adulto; con pura luz de velas en todo el departamento, Buddha Bar sonando suave y vinos ricos y pastas y muchos clinc de copas...
Y ahora que termino de escribir, recién ahora, me doy el tiempo de sentir en sampling miniatura las alegrías, el orgullo, las ganas, la adrenalina y la buena vibra que he sentido en estos días.
Y eso que es sólo la semana 1.
Uf. Sácate una semana.

1.11.07

Trick or parenthood!

Fue intenso este viernes. Despedidas a mares (aunque de despedida no es mucho, la verdad, porque sigo siendo Asesor Digital de la agencia, y donde me voy es LA agencia digital del grupo McCann, so...); y una caja que pesaba unos 50 kilos fácil, y que entre taco-eterno y agotamiento, no me dio como para llevarme a la Ciudad Empresarial a las 7 de la tarde. ¿Regreso tipo 10, ponte tú?.... Uf, no thanks. Tacos y bocinazos, desde el viernes, por favor. Así que atiné a volar al depto, asomándome a la caja de vez en cuando para ver el increíble regalo de despedida de Grillo -un Gato Cósmico y un Novita que le vienen increíble a mi oficina nueva-, luego alcanzar a la family e irnos a una sesión de "Dulces o Travesuras" donde Rapa. Mire que en Lyon con Bustos no hay mucha onda niñística.
Así que el Nico -1 año y medio- corría vestido de batman-sin-máscara, arrastrando el cinturón y sin entender esta libertad repentina de caminar por la calle y tocar timbres. Y cada vez que alguien abría, ¡él se metía a la casa! Obvio. No entendía nada, my department-boy.
Sebastián sí. Claro. De Darth Vader y tocando timbres con la espada, casi llenó su calabaza de dulces. Yo, entre puerta y puerta, me hice adicto a los Frugelé Halloween (ácidos, increíbles!), que luego combiné estratégicamente con una piscola bien conversada con Rapa, Dolape y el resto de la familia, en la casa.

Así que así se me fue el Halloween. Echando de menos disfrazarme e ir a alguna fiesta.. pero riéndome mucho, y disfrutando a mango a mis babies. Las fiestas ya vendrán.... pero la cara de Nicolás corriendo feliz con un dulce en la mano, vale más que mil fiestas.

27.10.07

Acorralado

Entre los Quiches de la Romi, las rebajas surrealistas del Jumbo de 40% en cervezas premium & importadas, helados y chocolates; los cumpleaños que empiezan a amontonarse en la agenda, con sus picoteos y tortas exquisitas (retiro lo dicho sobre Laura R: el martes comí una Tres Leches per-fec-ta) y las liquidaciones de La Vinoteca... ¿¡Hay alguien en este mundo que no esté confabulado con mi guata?!!...

Damnit.

22.10.07

Mi Wikén Ideal

Me acordé de esa columna semanal del Wikén donde le preguntan a los famosos cómo sería su wikén ideal. Ese en que todos dicen que les encanta el jugo de naranjas, levantarse temprano y tomar té con una torta Tres Leches de la Laura R (que personalmente encuentro que se fue a la cresta desde que les empezó a ir tan bien que empezaron a congelarla para dar abasto. Lástma).
Pues bien: no soy famoso, no tengo intención alguna de comer una torta congelada… pero sí de tener mi Wikén ideal. La ocasión? Mi ascenso. Pura celebración en formato familiar (Mira que la otra, la regada, bailada y trasnochada se viene exactamente a fines del próximo mes), que siguió de esta forma:

1. Despertada a una hora decente (si contamos que nos acostamos a las 3, despertar un domingo a las 11 am, tras 8 horas exactas de sueño, está bien), seguido de un desayuno con huevos a la copa, pan caliente y una leche chocolatada (con cacao, no porquería sabor vainillina) muy muy fría. Diario. Suplementos. Ducha en soundtrack retro (que buena la Radio Zero de los domingos)… y de ahí, obvio, un paseo rápido a la Mopa, que suele dejar la cagada absoluta cuando todos menos ella salimos a celebrar –léase meadas en la alfombra, botada de alguna planta o maquinaciones caninas de ese tipo-. Así que le hice la pata corriendo rápido por Lyon.
¡Y funcionó!
Luego, fast forward: Bolsos, mamaderas, una botella gigante de té helado; las llaves, los anteojos de sol, jockeys… y al paso 2: McDonald´s.
No sé si es un placer culpable (al ojo me comí 1.000 calorías, y eso que pedí coca Light)… o simplemente me encanta ver a los niños metidos en esas burbujas plásticas gritándonos felices, mientras la Romi y yo soñamos con vivir ahí cerquita, en el campo. Debe ser eso: el McDo camino a Buin tiene una onda más campestre; sol más vivo. Aire más puro. Gente más piola.
En fin: Sebastián feliz con su mono de Ben 10 (ya tiene dos, osea como 2.000 calorías de más en su cuerpo); y nosotros enfilando al Buin Zoo, paso 3, con un calor veraniego que nos acompañó toda la tarde. ¡Exquisito! Y aunque encontramos medio carillo el lugar (no ibamos desde que éramos sólo 3), valió la pena y la absoluta preferencia versus el de Santiago. Con su cara de cemento, sus escaleras anti-coche y sus papeles botados, no hay donde comparar.
Hartas fotos, harto grabar y harto compartir en familia. Buenísima celebración. Y para terminarla, no se nos ocurrió nada mejor que irnos a tomar té a la Casa de las Alemanas… pero entre la carretera, la señalización surrealista y mi habitual problema de ubicación… terminamos haciendo un peor es ná en el Bravíssimo de Providencia, que no tuvo arrepentidos, si es que las calorías hoy no cuentan.
Y no, pueh. No cuentan. Si hoy fue un día de celebración.
Mi Wikén ideal, cuando mi wikén incluye a toda la familia.
Osea, valga la redundancia: mi wikén ideal.

Familia. Hamburguesas. Helados. Animales. Buena combinación.

19.10.07

UUuuf

Y qué queri` que te diga: hace 1 semana que no posteo nada y no ha he dado ni cuenta.
Entre la licitación que me tuvo a doble turno hasta el martes -incluyendo una trasnochada hasta las 3.30 el lunes, aunque parece que valió la pena; de ahí les confirmo-, el Digital Day que le armamos a la gente de L `Oreal que quedó increíble -toda la mañana en el Atton; muchos slides, muchos ejemplos entretenidos, un workshop espectacular y finalmente un almuerzo de lujo-... y nada: que llego al depto, paseo a la Mopa un rato y me echo a la cama a escuchar Babasónicos, sin zapatos, sin neuronas y con puras ganas de acostarme luego, ver alguna película muy muy estúpida y levantarme mañana a pensar que cómo sigue el finde.
Agotado, pero feliz. Ojo.
Aunque... uuuuuuf. Sácate un prólogo.

12.10.07

Digitalín

Escuchando a la Mala Rodríguez con Bajofondo, trabajando en lo que seguramente va a ser un comercial que voy a ver terminado sólo en la tele, porque nica en 2 semanas alcanzo a filmar… Y eso: vuelto loco con una tremenda licitación que nos llegó “al otro lado” y que me tiene yendo a la hora de almuerzo y en las noches a trabajar con mi nuevo equipo.
Es un buen fade in. Y es agotador, claro; pero la sonrisa no me la sacan ni a palos. El equipo está empilado, son todos muy buena onda, y el refresh de trabajar en otro tipo de publicidad –marketing directo, digital, publicidad de relacionamiento- está buenísimo.
¿Algo más que agregar? No mucho, la verdad. Full pega, full ideas; full proyectos.
Full nueva vida, sintiendo que voy a tener el honor de subirme a un buque enorme que está recién por partir.
Y no veo la hora de que empiece el viaje.

8.10.07

Revealed

Hoy en staff meeting, se hizo oficial. Así que ya puedo destaparme la boca: Luego de varios meses trabajando como Asesor Digital del grupo McCann, tengo el honor de contarles que soy el nuevo…
¡¡DIRECTOR CREATIVO GENERAL DE MRM!!

La agencia de marketing relacional de McCann (que partió como Score, una agencia pequeña de Marketing Directo), es ahora parte de la red mundial de McCann Relationship Marketing: LA agencia digital del grupo McCann (McCann, Momentum, Universal, Creactiva, D&U…). Un proyecto potenciado por herramientas tan heavy como el Emerging Media Lab de Los Ángeles (California, obvio; un laboratorio de estudio de nuevos medios emplazada en la meca tecnológica); con todas las miradas puestas en el país más digitalizado de Sudamérica…
Y en el proyecto, con dos cargos a cuestas, como punta de flecha de la “digitalización” del grupo McCann en Chile, muá.

Así que no les puedo decir lo feliz, embalado, empilado, ansioso, ritalinizado que estoy. Hoy almorcé con el equipo, conocí mi oficina –tan blanca y luminosa como el Mac sobre la mesa-, al equipo de trabajo y, de una, entramos a una licitación increíble que tiene a todo el equipo trabajando de cabeza.

P-pero me cambio en 3 semanas más. D-debo… permanecer…. a-aquí…
Los proyectos tiran. Las ganas me tienen tamborileando el escritorio. Así que voy a trabajar a dos bandas, por estos días: sin descuidar mis proyectos finales, voy a pegarme piques intermitentes a mi nueva agencia para trabajar con mis creativos en este proyectazo que nos tocó. Aunque sea luego de mi pega "oficial"; de noche.

So... ¡esa es la noticia, mes amies!. Y para qué les cuento lo feliz que me tiene.

7.10.07

Business AND pleasure

Y siguiendo con el misterio impuesto -me muero por contarles-, el asunto en sí me ha tenido aumentando kilos en una época en que uno suele hacer lo contrario. Primero, por dos almuerzos/reunión que me tocaron en estos días.
La primera reunión la hicimos en El Huerto. Un restorán que, la verdad, nunca me había detenido a mirar. Una carta pequeña pero sólida, con sólo platos vegetarianos -ese día, por ejemplo, el menú tenía lentejas al curry, jugo natural y café o postre por algo así como $3.500-, la calidad está más que asegurada. Nada tiene pesticidas ni hormonas ni fertilizantes raros. Y la atención es tan amable y cálida, que por mucho que a veces me guste comer carne (aunque debo reconocer que cada vez menos de la roja), la tarta de verduras y champiñones que comí, seguida de un cheescake de chocolate, me dejaron más que feliz.

El segundo almuerzo fue este viernes, en el recién inaugurado Santa Brasa del Boulevard de Parque Arauco. Una propuesta sencilla pero elegante, con un servicio que recién se está acomodando, pero que no se queda atrás en buena voluntad -por ejemplo pedimos que las empanaditas surtidas fueran sólo de champiñon y queso y no hubo problema-, y lo mejor: la falta de patente de alcohol que todavía sufren, es suplida perfectamente con un exquisito vino de cortesía.
Al llegar, el dueño nos recomendó el salmón que "venía entrando por la puerta", a la mantequilla, con alcaparras y verduras rostizadas. Le hice caso, agregándole las clásicas papitas enanas en mantequilla, con cáscara y romero (mi abuela las hacía igual, me acuerdo y se me hace agua la boca), y un postre simple pero exquisito: soufflé de chocolate con helado de menta.

El tercer evento, fue idea de mis viejos. Ambos gourmet a morir, no tuvieron mejor idea que celebrar con todos mis tíos paternos, una puesta en escena de lujo y comida exquisita: pastas con varias salsas, cual de todas más ricas; buenos (¡increíbles!) vinos, y una trilogía de postres digno de coma diabético que no se podía pasar: torta de mazapán y chocolate, un postre de merengue y frambuesas de la siempre increíble Laura R, y una Panna Cotta con lágrimas de chocolate y salsa de berries que le valió aplausos a mi vieja.

Uf. Y eso que todavía ni partimos...

El Huerto. Orrego Luco 054, Providencia. Precio promedio por persona, entre $4.000 y $8.000.
Santa Brasa. Boulevard del Parque Arauco. Entre $8.000 y $12.000

5.10.07

Alta Diversión

Esta semana me he estado creyendo la muerte por esta noticia que no les voy a decir –todavía-. Así que he andado excepcionalmente preocupado de andar bien afeitado, camisa nueva; zapatos lustrados. ¡Chaqueta!

Excepto hoy. Justo hoy; que tuve un evento en el que todo era corbatas y chaquetas.
Chán. Y yo, con una polera de Superman desteñida, jeans, zapatillas y chaqueta de cuero.
From overdressed to Underdressed in a sec.
7.30 pm. Taco al ritmo del nuevo disco de Bajofondo... y llegada al Evento de lanzamiento de la primera transmisión del canal digital de Alta Definición (HD) de VTR. Espacio Riesco. Alfombra roja. Cientos de pantallas en sinfín; camarones, brochetitas thai, champaña, mojitos y gyosas a destajo. Y yo, solo como un dedo –Boss me dejó pagando a última hora, y era con listado así que cero posibilidad de invitar a alguien-, terminé conversando con la Ex esposa de Amiguipi (ex H), que venía con su jefa a ver lo que la competencia había hecho del evento.
Y el “evento”, de hecho, era impresionante: al entrar, una anfitriona “virtual” nos hizo pasar a un salón enorme, lleno de mini-livings con sendas pantallas digitales HD y todavía más comida.
Me saqué la chaqueta y me relajé:
Claudia Conserva y Sergio Lagos animando. Los gerentes hablando… Y haciendo la cuenta regresiva a la primera transmisión de la historia en Latinoamérica de un canal HD. Mozos llegando con champaña, sentimiento de año nuevo a mango... Y a mi lado, los otros únicos 2 personajes de agencia. Zapatillas, jeans, polera.
De hecho, también los únicos 2 que me siguieron la cara de satisfacción, echados para atrás y champaña en mano, cuando la siempre exquisita Nicole siguió al cuasi inescuchable Sergio Lagos en su faceta rocker (nota freak: mientras oíamos esto, veíamos en nuestra pantalla a Robbie Williams, GreenDay y Elvis COstello. Que ganas de haberle sacado de “mute”).
Pero no. A Nicole se le escucha enterita. Y el primer comentario es, ¿cómo cresta esta mina, siendo tan bonita, cantando tan bien, no pega todavía?...
En fin. La fiesta siguió rocker. Los de corbata se sentían cada vez más fuera de lugar y nosotros, en enroque de roles, los únicos de zapatillas, frente a ella con champaña en una mano y camarones en otra, sintiendo que todo esto lo habían hecho especialmente para nosotros.
Y resultó ser que el tipo de “agencia” era el director del famoso video de la Adriana Barrientos, de la película "Límite” y director de Advertainment de una agencia.
Así que no faltó tema: que Tarantino, que Chapsui; que los guionistas nacionales y que como tan grandes los vasos de Bailey`s que se nos acercaron junto con chocolatitos.
Buena conversa. Y un fin de la noche con chill out de fondo, y yo saliendo feliz hacia mi auto, sacando unas rosas para la Romi de las mesas ya apagadas y vacías.
Es que no hay como un carrete que no pensaba serlo.

3.10.07

Post versión teaser

QUE HEAVYYYYY!!....
Pero más heavy todavía es no poder contarlo.
Todavía.
Pero hagamos salú. Felicítenme. De ahí les cuento por qué.

26.9.07

Bored? Clic here.

Veo en el videocast de JETSET que está muy de moda hacer `zines: pequeñas revistas hechas por cualquier hijo de vecino, fotocopiadas y a la venta por 50 centavos. Y la atomización de los medios sigue.
(podcasts/buscar/JETSET SHOW/Clic)

En la Wallpaper, veo el increíble teléfono Samsung diseñado por Giorgio Armani. Wow.
Y que el iPod Touch no es tan espectacular, porque le faltan cosas tan básicas como poder cambiar los datos de tu agenda. Sólo puedes verlos.
Aunque igual le tengo ganas, no sé. No me tinca comprar la versión 1.0 de ningún aparato.
Echando a perder se aprende.

Tercer dato del día, este. Un blog con música para volverse loco bajando, escuchando y conociendo nuevos grupos. Si Musicovery (link) es incredible para encontrar bandas nuevas, esta te deja tenerlos para ti de one.
Nice.
Mientras, escucho el soundtrack de Ocean`s 13. Un estupendo chill-out medio funky cincuentoso de Mr. Holmes que también les recomiendo a orejas cerradas. Aunque si es por algo cool, vean al Roller-man francés:
Celui ci.
¿y vieron los Emmys? Lo más increíble: Stewie Griffin y Brian, de Family Guy, cantando EN VIVO, durante la premiación. Tomad.

Y divago más aún: mi adicción adolescente de coleccionar comics vuelve, en forma de posts y hojas digitales: los llamados “clubes de conservación de cómics” los están escaneando todos y, obvio, subiendo. Al punto que la semana pasada leí el número de Octubre de Spider-man.
Musho, no?
Sitios de comics, acá y acá.
Y hablando de "Héroes", el primer capítulo de la segunda temporada de esta increíble serie ya está subido.

Corte a otra de mis adicciones: un increíble blog gourmet: tastespotting.com
¡Dolape, échale una mirada para tu restorán!

…Y, ya, a propósito de volver a la pega, un comercial precioso de la siempre exquisita Gisele Bündchen, aquí... Y el tipo de comerciales que me encanta, acá:

Y claro, podría seguir y seguir (no en vano mi google reader ya va en 2.000 posts sin leer y subiendo)… pero para eso están los comentarios: dejen lo más entretenido, lo más freak o lo más divertido del día!
Hoy nadie se aburre, señores. Nadie.

24.9.07

La Nulidad del séptimo año?

Y luego de esta semana en frasco chico, se vino la primavera.
Y con ella, claro, la maldita alergia que me llega justo el 21 de septiembre a las 00.01 am.
Damnit.
Pero ese no es tema. El tema de la semana parte con la noticia freak del día (más info acá): en alemania están proponiendo que los matrimonios duren sólo 7 años. Y de ahí, cosa tuya si “renuevas el contrato” o no.
¿Qué tal?
Y aunque obviamente la primera respuesta automática es “naaah, nada que ver”… luego de pensarlo harto, y a la luz del 52% de matrimonios vueltos divorcio… chán! No es tan descabellado pensarlo. Porque si es por durar poco, conozco matrimonios que, con la ley actual y todo, han durado menos.

Es medio surrealista lo de un matrimonio con fecha de caducidad… pero hay que reconocer la practicidad germana: si el amor se acabó, es una forma fácil de terminar el asunto sin traumas de por medio. Si sigues enamorado, es una bonita forma de celebrar.
¿Pros?
¿Contras?
Comente SHÁ. ¿Qué opinan ustedes?


"El que no esté de acuerdo... que hable ahora o calle hasta el 2014!"

20.9.07

Sácate un tikitikití

Este 18 estuvo bien largo, oiga.
Tanto, que más que contarlo voy a enumerarlo. Si no, explícame como.
Le lleó, en orden de llegada:
Sábado en Pole Position con almuerzo en la fonda del Parque Inés de Suarez: Los niños, la Romi, yo y anticuchos, empanadas, chicha, mote con huesillos (x2, uf, es que sino cuándo!), la llegada de los Rapa, huasos varios, cantantes varios y una vacunada por parte de mi señora dejándome de Baby Sitter desde las 8 pm. Y ella, la linda, siguiendo el carrete hasta como la 1 con los Rapa y Farándula.
Gracias, ah?
Domingo almorzando mariscos en el Mar de Viña (ceviche, pescado con camarones, blablablá), y de postre un paseo por Provi -Bravissimo, parada obligada-, una juntada en la night,empanadas, chicha, vino, asado, ensaladas, ron y mucho salú y mucha risa.
Lunes familiar: la linda -autokarma, que le digo- se pone a hacer aseo general mientras me manda con Sebastián a pasarlo shansho: Los dos en la moto al McDo, conversación padre-hijo de una hora, una ida al parque, una ida a por el Nico (esta vez en auto, obvio, el trapecismo no me sale), helados en el Filippo de Ñuñork...
Ok, pausa acá. Imagen: Sebastián frente a mi con su helado de frambuesa, sin barquillo -luego la piensa y entra otra vez a pedirlo para su hermano. Nicolás en mis piernas con una cucharita sacando de mi helado de Selva Negra mientras yo le hago la competencia por el otro lado. Su primera tomada de helado y la única mancha se la hago yo, por gil).
Play.
Segunda ida al parque con el niño-araña y don baboso que ya aprendió a tirarse por el resbalín solo.
Picoteo nocturno (Ocean`s Thirteen con pisco sour casero y provoleta no es malo). Stop.
Play otra vez, martes 18, tikitikití donde el Tata de la Romi, más empanadas, más pisco sour, más champaña, más ponche, más vino, más carne y ensaladas, más mote con huesillos (x2 otra vez, qué le voy a hacer), leche asada y una acidez final que se las encargo.
Noche donde Perro Sarnoso (a.k.a. Rec), con una fonda en pleno con familiares y amigos, un raggaetonazo poco y más choripán. Más vino. Más ron.
Osea, más fogonazos al intestino.

Y... hoy. Salida temprano, pasada a ver al sobrino de la Romi recién llegado de España, un viaje rápido a ConCón donde mis tíos franceses, almuerzo en la terraza más rica de Higuerillas, Robespierre (*), asado, pisco sour, más ponche. Más sopaipillitas con pebre, más mote con huesillos (¡x2, ya van seis!), más torta, más conversa tan regada que la mesa te club era una pura hilera de botellas (de Cognac hasta Anís; de bailey`s a limoncello), más risas y risas y conversa con los amigos...
Y una triste, triste, triste regresada. Manejando como autista de vuelta mientras TODOS se quedaban en la Playa. Maldita la hora en que Boss no tiene celular para llamarlo y pedirle dos días flash.
Pero así fue la cosa, pueh. Lo bailado y lo comido, lo comido, lo comido, lo comido y lo comido... no me lo quita nadie.
Ni el nutricionista, oiga.


(*) De ahí les doy la receta. Cuento corto, filete asado casi crudo por dentro, con sal de mar, pimienta... uf.

14.9.07

Blur al poniente

Entre que la Romi fue a almorzar con otra mamá del colegio –no me deja de impresionar como esta signiora se hace amigas tan fácil- y que Amiguipi ya iba volando rumbo a la tierra de las Caipiriñas, el reloj me pilló a la 1 pm enviando 1 GB a Brasil (vea usté que demora eso) y sin panorama de lunch. Así que no encontré nada mejor que aprovechar el solcillo, pescar mi casco, bajar a por mi scooter y enfilar al centro, all alone.
El viento fresco, la primavera asomándose y yo pisando el asfalto a 80 por hora con el Parque Forestal en blur…
Hasta que me topé con un taco gigante.
Motoboys esquivándose; máquinas tirando polvo. Agh, que lata.
Olvidé que hoy casi todos –entre los casi me cuento yo- salían a mediodía. Rayos.
Y yo con un antojo de empanadas de camarón y queso que no podía encontrar en ninguna parte, terminé dando media vuelta, pasar otra vez por el Forestal –a esa velocidad no vi nada interesante en el Bellas Artes, aunque casi paro por una liquidación de marcos al lado del Brainworks-… así que terminé sacándome el casco en Providencia, pasando por una juguera para los eternos piscosours del finde, una hamburguesa con coca Light y un helado de Nutella y Pie de Limón del Sebastián mientras veía a unos huasos en el Drugstore bailando endieciochados.
Bueh. Algo dieciochero que sea.


10.9.07

Oops, she did it again

Como si no fuera suficiente para revolcar tu carrera en el barro:
1) Conducir con su hijo de meses en el asiento del conductor.
2) Hacerse adicta a la droga más dura de entre las duras: el Meth
3) Volverse loca en plena calle, entrar corriendo a una tienda y raparte.
4) Volver filmando un video donde sale con minifalda cuando, ohmygod, no está para eso aún...
Ahora vuelve a las pistas en pleno MTV Video Awards 2007 la ex princesa del pop.
Ex, porque la forma en que volvió -casi se tropezó como 3 veces, se le olvidó la letra una vez; la mirada perdida...- me sonó más a baile de toplera del centro que a la tipa que, sólo hace 2 años, era "la mujer más deseada del planeta".
Así que sólo puedo comentar dos cosas: 1) puta que cagan las drogas y 2):
Que pasó, Britney?...

Iba a subir el video de la decadencia, pero lo sacaron. Confórmense con las fotos de Reuters.
Que lata, oye. Que lata.

Digitay day, analog weekend

Terminé el viernes con una sensación de “por fin partimos”: Tras cuatro meses con la cabeza embutida en el computador, hablando con Brasil y NY, mandando emails a medio mundo, preparándonos y armando presentaciones gigantes -definitivamente me pasé de Powerpoint a Keynote. Es im-pre-sio-nante-, el Digital Day que preparamos con el equipo fue un éxito absoluto: toda una mañana de “inmersión” a la realidad digital y la próxima generación de publicidad con todo el grupo McCann. Vino Julián García de El Postino para mostrarnos tecnología bluetooth aplicada a marketing, y el gran Leo Prieto que nos dio una cátedra espectacular, demostrando por qué su blog FayerWayer tiene un millón de visitas al mes.
Seco, don Leo.
Pero este fue sólo el prólogo. Falta mucho por hacer. Muchas mentes por cambiar. La publicidad cambia al Advertiment, las nuevas generaciones pasan casi tanto tiempo en Internet como ante la tele, y la generación de contenido y todo eso que hace entretenido estar metido en este medio se hace un “must”.
El problema es que todavía nadie hace nada. La “evangelización” recién comienza, y no es fácil… Pero eso lo hace entretenido también.

Luego, fade out a un fin de semana de relajo absoluto en la parcela. Recordar como cresta se ponen los tirantes a los volantines, un asado bien regado con casi toda la family, terminando en un domingo que partió medio latero –el Nico con fiebre-, y terminó aún más latero –en la agencia de 8 a 11 pm por Ripley-, pero que entremedio estuvo harto decente, entre aire puro, un atardecer de cielos impresionantes y sólo los pajaritos y el viento de soundtrack.

¡Pero empezó la semana, señores! A preparar los pañuelos, a hacer dieta pre empanadas y a empezar a pensar en la primavera.
Esta semana es 100% disfrutable.
Así que orale.

4.9.07

tictactictacticTAAAAAAC!

Alguien me movió los botones. La semana empezó a moverse más rápido de lo normal, así que entre mi levantada el viernes y hoy, el tiempo real se relativizó. Y de viernes pasé a martes de una. Quantum leap.
¡¿Cómo cresta ya es martes?!
Mi google reader anota la apoteósica suma de 937 blogs actualizados, y yo acá entre pega y papeleos –me clonaron mi tarjeta de crédito hace unas semanas, así que he perdido mucho tiempo parado frente al fax y sacando papeles varios-.
De hecho creo que el único momento en que el mundo volvió a latir a 60 pulsaciones por segundo fue el sábado, que entre pitos y flautas terminó con una juntada cuasi improvisada en mi depto con los Rec y los Dolape-Rapa. Un asadín bien regado, y de postre un juego increíble que se juega con el DVD, y que nos tuvo hasta las 4 am riéndonos.
De ahí, fast forward otra vez.
Amiguipi me escribe que como tan perdido, y la verdad ni yo lo sé. Anoche dejé el notebook en la office para desconectarme un rato –un vicio que mata, este; qué manera de volverme adicto a mi mac-, y jugar con el trasnochador de mi hijo que no sé qué obsesión tiene con las cucharas metálicas que todo el día anda con una en la mano.
En fin. Pausa, y ahora play otra vez.
Shau.

28.8.07

Sólo cuando me río

Y justo cuando empiezo a ver los días bonitos y le saco brillo a la moto y me preparo para una semana exquisita con almuerzos largos y traguitos bien conversados en la terrazaaa...
CRACK.
Auch.
Neuralgia Intercostal.
Mierrrrrr...
Dolencia de viejos, a mis treinta. Como un lumbago pero en la espalda.
"Tóo tomao, dossstor, too tomao".
Y no, pueh. No lo vi venir, ni por la mochila con el mac ni por los saltos que me pego todos los días cruzando Bilbao.
De haberlo sabido...
Pero no. Nunca caché hasta que quedé en cama cual tortuga mirando el techo, tomando un remedio que le pegó la neuralgia a la billetera.
Hasta el jueves en cama. Pausa al Digital Day. Pausa a la moto, enterrada en el -4 de la oficina, y sobretodo pausa a este sampling de primavera que me conformaré con ver desde los ventanales de mi pieza.
En fin. Es la vida en pausa.
Pero no me huevées. Te encanta tener una pausa de vez en cuando.
::
So... leyendo a Orson Scott Card y la ruma eterna de revistas sobre la mesita a un lado de mi velador, y relajándome nomás, que de acá no me puedo mover ni aunque quiera.
Así que los espero en MSN. Que de acá no me muevo hasta el jueves. Mínimo.

Y

27.8.07

Now on my head

Harry Potter and the Deadly Hollows. Buenísimo. Lejos el mejor libro de la serie. Lo acabo de terminar.
Lástima que sea el último.
Y hablando de libros, otro que acaba de abandonar mi velador es Cell, de Stephen King, me lo devoré entre Baires y Santiago… pero me cargó el final. Plop.
Entre mi ruma de pelis, 1408 está increíble. Llega luego, tienen que verla. Es “El Resplandor” versión 2007.
En internet, adicto a tv-links.co.uk, donde puedes ver tus programas, películas y hasta monos animados antiguos online, en un click. Wow.
En las orejas, catando Kitsuné Maison Mashed, de ElectroSound, algo de rock en español con La Vela Puerca y cantando con The Bravery, CHC -que tuvieron la delicadeza de dejar todos sus discos para que los bajes y escuches gratis-, fascinado con Justice y su archiescuchado D.A.N.C.E., y el disco tributo a Serge Gainsbourgh, Monsieur Gainsboug Revisited.
That`s what`s going on in my head these days.
Nosve.

24.8.07

Runaway muse

La inspiración es esquiva.
Si la buscas en el fondo de tu taza de té, o tamborileando en tus jeans con tus zapatillas subidas a la mesa, no llega.
Tic.
Tac.
Tic.
Tac.
O sí; llega. A veces. Pero cuando no la estás esperando. Cuando no la necesitas desesperadamente porque hay mil cosas por hacer.
Isnt`it ironic?

En estos días ando así. Poco inspirado. Masticando la ironía de andar empiladísimo, leyendo libros a dos manos y viendo pelis increíbles y buscando la inspiración hasta dentro del basurero... pero no. Not yet.
Debe ser la velocidad con que todo se mueve por estos días. La locura entre filmaciones y urgencias con timings surrealistas que me tapan los sesos de briefs y pedidos y reuniones en cámara lenta.
Y, claro. El día tampoco ayuda. Soy de los que anda con el ánimo del cielo. Y si está gris y helado, mi día se perfila idem. Agrégale chispas de agua y la mueca va.
De bonus track, ahora estamos en la época de empezar a hacia el hombro y ver qué hay para mandar a concursos, y por segunda vez en la vida no veo qué mandar. La máquina me devoró con zapatos entre urgencias, cojeos en el equipo y blablás varios que, en definitiva, simplemente se resume a un No Tengo Nada Que Mandar.
Nada armado, al menos.
Agh.
Así que por último es viernes, y la lata gris del día gris y la musa en fuga... se van en fade out.
Algo que sea.

17.8.07

Pasando a quinta

Después del relajo y la caminata a lo kung fu y todo lo bonito de Baires versión aniversario, llego a la realidad de SCL con la misma sensación que da cuando te subes a la trotadora cuando está en el nivel 10.
Osea, casi me tropiezo.
Porque Boss se fue a maltratar a Playa del Carmen por 2 semanas, y tengo una filmación la próxima semana; y hay otra filmación que me va a hacer viajar a San Pedro, luego a Valdivia y vuelta a Santiago antes de empezar Septiembre.
Y el Digital Day. Y mi pega de Supervisor ahora aumentada a Director Creativo Interino.
Y Digital Advisor.
Y papá.
Chán.
Chán.
Chán.

Y claro, como sacándome pica, me llega ahora un mes gratis de Bazuca al Cubo: todas las películas que quiera ver por 1 mes completo. Y un cerro de revistas esperándome, y mi google reader con casi 900 entries sin leer.
Y Harry Potter y el libro de Stephen King y un cerro de informes y estudios que me llegaron de L.A. que no veo la hora de devorarme.

Así que pasé de primera a quinta. Embaladísimo (mientras me dure la inspiración y las ganas) y aprovechando al máximo los ratos de ocio.
As today from 2 hours.
Así que tiempo para escribir, nada. No pude contarles lo increíble y ondero que estuvo el cumpleaños de mi hermana en el restorán de mi "cuñado" -hasta las 5 am-, ni la caña del día siguiente.
Pero bueh. La vida va como a 400 rpm y tengo que alcanzarla.
Quericoquevinieron, permisooooo...

14.8.07

Que grande, Liniers

Más, en el link a su derecha. O bueno, acá. Pase nomás.

11.8.07

Slideshow 4: Buenos Aires, Santiago

Y para terminar...
Día 4. Despertar sabiendo que es la última vez que te despiertas en esa cama. Por lo pronto.
Saber que hay que hacer las maletas. Buscar los vouchers.
Un trozo de pizza, lo que quedó de un chocolate (¿!) y un jugo de naranjas por (pre)desayuno, y la entrega de las llaves. Snif.
Dejamos las maletas -el dueño se encargó del resto, que buen servicio, che!- y salimos a despedirnos de Baires. A aplanar calles por último día.
Primero, un paseo laaargo por Florida. Entramos a una librería (Cumbre), donde hay una cafetería al fondo, pedimos las medialunas y el café de rigor y nos sentamos un buen rato a leer Mafaldas, Quinos, libros de arte y
elegir qué libros llevar. Los libros siguen baratos, eso sí. No lo puedo discutir.
De ahí, seguir caminando por una ciudad luminosa, sin nubes, pero con ese frío formato El Colorado que te hacen buscar con la vista el andarivel.
Florida. Lavalle. Los Maxikioscos con DVDs, stickers, ¡lámparas! -le compramos a los niños una igual a la que venden en Opendark por casi $80,000... a menos de 5... Y nada. Una despedida larga y caminada.
De almuerzo, nos olvidamos de los restoranes y nos metemos a un Burger King. Subo al segudo piso y ¡plop! imposible evitar la comparación: acá, mesas sucias y de plástico gastado. Allá, una escultura de árbol iluminada, con sillas design y gente leyendo y conversando mientras terminan sus combos.
...
4.30. Una segunda pasada a la librería, esta vez a la de Galerías Pacífico, donde compro "Cell", de Stephen King, otra hojeada a Quino, otro paseo final... Y nos vamos. Al depto, por las maletas; al taxi... y a esperar la salida mientras leemos lo que compramos.
Y nos vamos, che. Nos vamos después de haberlo recorrido, literalmente, completo. Haber comido desde panchos hasta comidas nórdicas ultra-sofisticadas; pastas, carnes... Y de teatro a cine; de caminatas a museos.
Así que...
Buenos Aires...
gracias... TOTALES."Vuelo 602 con destino a la realidad..."

10.8.07

Slideshow 3: Buenos Hielos

Día tres:
La estufa mala, llamo y la cambian. Mirá que rapidez.
Dos: Salir y sentir una cubeta de hielo puro en los ojos fue como lo mismo: Baires seguía con sol, pero con un viento helado que me hizo subir mi cuello, ponerme el gorro a lo esquimal, guantes y empezar a caminar rapidito.
Caminamos medio metro, tomamos un taxi y, como bueno domingo...
¡A San Telmo, che!

Tres: llegar; y la clásica: tienditas; antiguedades. Los cubiertos antiquísimos de plata; los viejitos conversando. Los cuadros espectaculares a menos de 20 lucas. La gente. Mucha gente; muchos brasileños. Un galpón enorme lleno de ropa de diseño, con los mismos diseñadores -todos menos de 30; todos- vendiendo sus exclusividades a precios mmm decentes, para ser exclusividades.

De ahí, acordarse que una Caja Vengadora -los publicistas me entendieron- no es un gran desayuno. Y justo que a mi lado pasa un tipo vendiendo empanadas. A 3 pesos.
Tomá, pasá, disfrutá. La Romi me mira con cara de "agh, de la calle?", yo la miro con cara de Anthony Bourdain. Vos sabés.
Más allá, buscando un restorán o algo, un tumulto de gente: un tipo con pinta de panadero, con una canasta gigante recibiendo billetes de $5.
"Panes reSHenos", me dice.
"De muzzarela, tomate y albahaca; de Queso y ceboSHa..."
Y yo, pensando que era eso, un PAN, lo pido.
...
Gran sorpresa, señores: el dato No.6 aparece entremedio de paños blancos:
Imaginense una empanada GIGANTE. Del porte de dos manos, rellena de cebolla y queso.
Absolutamente para compartir. Recien hecha, hirviendo; y la Romi y yo comiéndola mientras miramos a un tipo que toca a dos notas un tango espectacular.
Uf, se me hizo agua la boca.
La postal es esta: Turistas pasando; el vapor del Pan relleno. Palomas en el suelo de piedra y la gente aplaudiendo al tipo.
Yo aplaudo hacia el pan, pero enfocando al tipo también. Dos en uno.

Luego, caminar. Y caminar. Y caminar. Y un frío de mierda que me importa una idem, porque vamos por la calle mirando la arquitectura espectacular. Hasta Puerto Madero. Viento heladísimo. Agujitas que me llegan a los ojos -y yo cual esquimal y sintiéndome medio resfriado-, siguiendo a la Romi que se está subiendo a la Fragata no-se-cuánto. Un museo en el río que nos duró una hora fácil. Entretenidísimo.

Y caminar. Y tomar Corrientes desde que parte, hasta sentarnos en un restorán a la antigua. ¿Almuerzo? nah, ando con ganas de tres cosas: - Un jugo de naranjas, - Tres medialunas.. y - Un flan mixto, por favor.
La Romi un café y medialunas. Clásico rominero.
Todo entre conversa, suspiros de "qué lindo todoooo" y miradas. Como si no hubiera venido como 6 veces ya. Y como si no lleváramos 6 años casados ya.

Seguir caminando. La Romi quiere comprarle SHA dulces y regalos a los niños y yo lanzo la estúpida: "Vamos a un supermercado a comprar dulces; no vamos a ir al centro..."
El problema es que NO HAY supermercados en Buenos Aires. Grandes, no. Y no lo sabía.
Así que un dolor de pies inmenso más tarde, salimos de un supermercado Disco, enano, cargados de bolsas. No tan enanas. Uh.. demasiado cargados. Entre licores de dulce de leche, alfajores -hay algunos que todavía no llegan, ah?- y luncheras de Lazy Town y jarros de Shrek, tomamos un taxi, me desmayo en la cama y pensamos:
"Now what?"
Cine.
¿¡Como cine, fanático?! ¡Si estamos en Baires!
¿Y? ¡Vaaaamos!, de ahí vamos a algún restorán italiano y comemos pastas, si ya lo caminamos todo!

Así que eso hacemos: la elección, "Rattatouille". La sorpresa, 1) el cine es una mierda, jaja 2) está en "¡argentino!" ni neutro ni medio-che. Argentino total, y 3) es la mejor película que he visto en meses.
Corte. A la salida -tipo 1.30 am-, todo lleno. Y yo sin poder creer la vida de la ciudad.
De ahi, claro, tampoco sin poder creer que caro que está todo cuando nos vamos del restorán; ahí en Lavalle, a medio metro del depto.
Pero las pastas de Baires son increíbles, y el mozo nos atendió como reyes... y, claro, es nuestro Aniversario.
Que no te importe, che.
Día 3, fin.

8.8.07

Slideshow 2: Más que Kung Fu

Abrir las cortinas y toparse con el Obelisco es algo impresionante. La calle esperándonos, y recordar que ese mismo día es nuestro aniversario - y la razón del viaje- me hicieron saltar a la ducha, apurar a la Romi y partir por un Brunch (obvio, hay que aprovechar dormir cuando estás sin niños!) a Palermo.
Así que salimos del ascensor creyéndonos porteños, saludando al tipo de la entrada y pensando que qué rico sería vivir en esta ciudad por un tiempo.
Tomar un taxi (con acento bonaerense, obvio, no me vayan a "garcar" otra vez) y tener ganas de parar en cada esquina para vitrinear, mirar, olfatear y probar las cosas que veíamos por toda la Avenida Córdoba nos hizo el viaje corto. En la Plaza Serrano, a un costado, el aroma a café y el onderismo mismo nos saludaron con la misma calidez que sentí al abrir la puerta del Malas Artes.
Clic. Clic. Clic.

El desayuno, increíble: pan de campo tostado con muzzarela encima; panceta, huevos revueltos, jugo de naranjas, un buen café con espuma de leche y medialunas para comenzar la celebración del día.
DesaSHuno de campeones, viste?
De ahí, enfilar al dato No.5: la zona de outlets de Palermo. Recorrer la feria de artesanías, meterse por tienditas onderas y disfrutar la arquitectura y los jardines de la zona. Un frío espantoso nos siguió hasta Córdoba con Escalabrini Ortiz, donde las vitrinas empezaron a aparecer y los precios -no tan distintos a los de acá, pero con diseño mucho mejor- nos hicieron caminar por casi 3 horas, probándonos cosas y buscando regalos para los niños.
A las 4, dijimos no más. Y tomamos un taxi hacia la Recoleta. Cargados de bolsas, bajamos frente al Baires Design y recorrimos el lugar hasta sentarnos en una terracita. Justo cuando salía el sol.
Un sandwich en el "Locos por el Fútbol", una Quilmes, luego una Crema Helada del Freddo... y caminar de la mano por Callao, luego Lavalle... y a descansar en el depto.
Luego de una relajante ducha y surfear por la Guía Oleo, nos decidimos por partir al onderísimo Olsen, compartir una tabla espectacular de tapas nórdicas, cada una con su correspondiente shot de Vodka, conversar muchísimo, reírnos otro poco y partir felices a un clásico restorán de la zona: el "22", gran dato porteño: Bife chorizo, ensalada, fritas, vino y un flan mixto con dulce de leche groseramente gigante para terminar un buen día. Un mix gastronómico absoluto por celebración, y el final del día 2.

7.8.07

Slideshow 1: Santiago, Buenos Aires

El primer día partimos tempranísimo. A las 7.30 despegábamos, y yo no veía la hora de que el piloto y la azafata se callaran para empezar a ver la película que duraba justo-justo lo del viaje.
Con un oído tapado y sin opción de subtítulos, desistí. Jugué un rato "Quien Quiere ser Millonario", intenté con otra de niños, hojeé revistas y terminé haciéndole zapping a Spiderman 3.
Buenos Aires, lluvia. La vacunación máxima al elegir un bus en lugar de un taxi. Tienda León, las pelotas: finalmente entre el viaje, el taxi de la estación al depto y todo, me gasté más que haber llegado en taxi.
So,
Dato 1: el taxi de Ezeiza al centro mismo vale entre 50 y 6
0 pesos más peaje. Osea entre 55 y 65 en total.

Al llegar, plop primero: el depto estaba AL LADO del teatro Rex. A DOS CUADRAS del Obelisco. Justo al frente de las clásicas Cuartetas.
Dato dos, para comer buenas y auténticas pizzas porteñas, con Fainá y todo.

De ahí, recibir el depto, firmar y salir casi corriendo calle abajo. Caminamos por Corrientes, cruzamos Avenida de Mayo respirando hondo el aire puro y helado de Baires.
Vueltas. Más vueltas. Las vitrinas. La gente; el viento helado y una cantidad enorme de niños con sus papás y la locura por "Casi Ángeles" Una serie o algo que tenía a todos los chicos con alitas. Plop.

Y subir y subir por Talcahuano, hasta llegar al 937. Dato 3: El Cuartito. Un clásico de la birra y pizza, lleno de recuerdos futboleros. La decoración del Liguria, pero de verdad.
Una Quilmes Bock, una de Muzzarela, Morrón y aceitunas, un suspiro de placer...
Y partimos a la Recoleta.
Vamos.
Buenos Aires Design. Cambiamos el cemento por los cristales, y la lluvia por las luces difuminadas.
Caminar y caminar entre lo último de diseño argentino. Unos baños de sueño; unos sofás como para dormirselo todo...
Y el dolor de pies absoluto de tanto caminar. ¡Mi reino por una silla, che!
Todo carísimo, pero todo increíble. Abrigos espectaculares, adornos exquisitos...
Y el cansancio que me llega al fin. Chán.
Taxi. Tome. Ducha. Un chateo mínimo y un post indecente y partimos a una de las razones por las que quería ir:
Les Luthiers: "Premios Mastropiero". Según muchos, su mejor obra. Según yo, dato 4.
Así que mientras esperábamos, y como estábamos a exactamente 15 pasos entre el edificio y el teatro, pasamos a un costado a comer dos "panchos" con bebida.
Yo siempre pensé que eran lo mismo que los nuestros, pero nooooseñor! El pan es más pequeño, más "denso". La salchicha igual, pero la cantidad de cosas que le puede echar... Uf. El clásico: chimichurri, picante, salsa tártara y papitas fritas muy pequeñas, en palitos.
Gran experiencia. Me acordé de Antony Bourdain y le encontré toda la razón: no hay como la comida de barrio.
De ahí, al teatro. La versión corta es que estuvo increíble. La versión larga, es que envidio mucho esto de los teatros antiguos -siempre llenos- de Baires. Los mozos impecables con sus cajas de "golosinas, confites, bebidaaaas, agua, gaseosaaas" paseándose por los pisos añosos en una versión cincuentera de Santiago. Las cortinas de terciopelo, los tubos dorados... y la gente ansiosa mirando el escenario.
Se apagan las luces...
Wow.
Terminé con dolor de guata de tanto reír. Y la Romi, que estaba tan agotada que casi se durmió la primera parte, no paró de reír tampoco.
Y eso que no le gustaba tanto.
De ahí, botarse en la cama, encender la calefacción y no saber más del mundo hasta el día 2.
Qué día, che. Qué día.
"Miiiii Buenos Aires queriiiiiidooooo..."

1.8.07

Rummy tasted post

Dicen que la regla de oro es nunca escribir medio chambreado.
Apunten los dardos, señores.
Dicen también que los mejores carretes son los improvisados. Y sí: cuando llegué -raja de cansado, terminando una campaña que presentamos mañana AM- y la Romi me dijo que Dolape & Rapa venían, reconozco que tenía más en mente Scandasonno & Wraps... pero que bueno que no. Estuvo re bueno.
La licorera se abrió, salieron los rones, picoteo improvisado y una buena conversa... hasta una hora tan decente que ahora estoy acostado y escribiendo sin cargo de conciencia.
Medio cufifeitor, pero on time.
Bonus track: la argentinez propia de Dolape, que me dio datos frescos para nuestro viaje este viernes.
¿Se los doy? Síiii, se los doy.
Y no sólo los de él. Me rajo con todos los datos que llevo hasta ahora. Y eso que fui hace menos de 2 meses, así que la frescura datil (palabra nueva, anótenla en la wiki) es la mejor que hay:
Here we go:

Todo está carillo en Baires, estos días. Es un hecho. Pero si quieren comprar ropa, ok, al mismo precio de acá, pero con diseño ultra-avant-garde, vayan a la zona de los outlets: Av. Córdoba esquina Escalabrini Ortiz, a 5 cuadras de plaza Serrano.
También en Plaza Serrano: el comienzo de Palermo Soho. Los sábados llegan los artistas. Los feriantes. Los anticuarios. Y, como siempre, los barcitos onderos y las tiendas de diseño.
Disquerías.
Véase Calma Chicha. Wow.
Para comer, la Guía Oleo sabe más que google; pero INK, el Uriarte, Museo Renault y el 22 son esa mezcla entre clásico, ondero y picada que no me voy a perder.
¿Más? Les Luthiers se presenta hasta el 8. Justo.
¿Más? Tienda de Arcor. Locura infantil.
Otra: Bereber. Comida Marroquí. También Palermo.
MALBA, siempre.
Cuartito, la mejor pizzería de Baires (Talcahuano 937). Pídanse Moscato y Flan casero.
Il Matterelo. Barrio de la Boca. En Remis o morir, pero morir es también comer la mejor pasta casera de Baires.
Y eso. Y más. Pero cuando esté aSHá.
Hora de dormir.
Bye & Out.

29.7.07

De Ritalín a Ravotril

No sé, oiga. Échele la culpa al fogueo de la semana pasada, al frío o al resfrío de todos en el depto.
Pero este finde, ando flojo como nunca.
Osea, igual he hecho cosas: el viernes fue el cumpleaños de mi tío francés. Y pasar por allá siempre es un agrado: o vienen llegando de algún lugar increíble -esta vez, de una invitación de Electrolux en Italia, que incluyó chofer en Jaguar (¿!!), invitación a los restoranes más top de la zona y recorridos varios-, o tienen puesto algún cuadro nuevo de algún artista emergente que no te puedes creer.
Todo al son de Costes o Buddha Bar -comprado, of course, en Costes o en Buddha Bar, anécdotas incluídas-, y una comida que no te imaginas.
Estuvo bueno. Además me sirvió para anotar datos nuevos para Baires -Piegari y Museo Renault la llevan-, mira que nos vamos el viernes y no veo la hora de hacer fast forward hasta el jueves en la tarde. La Guía Oleo ha sido mi segunda bibliografía.

Pero se me fue a la cresta mi tema. Luego de llevar a Sebastián al teatro (y repetirme a Pimpón, menos mal que andaba con un juego nuevo en el celular) y encargar comida china, no encontré nada mejor que encender el scaldasonno y acostarme otra vez para seguir leyendo Harry Potter and the Deadly Hollows. Lejos el mejor de la saga. Hasta ahora, al menos.

Así que el Ritalín se volvió Ravotril. Mañana Sebastián vuelve al colegio, afuera hace un frío de mierda y el Nico sigue con Virus Sinsicial -menos mal que se le está pasando, que si no cagó el viaje-.
Así que aprovechando el calor de hogar. A mango.
Eso sería, pueh. Cambio y fuera.

24.7.07

Twitter-like post(*)

En este momento estoy rellenando los vacíos de una semana desconectado del mundo.
Lleno mis orejas con las excelentes canciones nuevas de CHC, Corinne Bailey Rae -sonando en este mismo momento-, el Instituto Mexicano del Sonido y el chilli Mix-Up de los Beastie Boys.
Me lleno la cabeza con posts y feeds y revistas apiladas en mi velador.
Relleno mis peleas con conversa, mis ausencias paternales con libros grandotes leídos bajo plumones y cobertores... y mi cansancio con 13 horas seguidas de sueño.
Gracias San Boss por favor concedido. No hubiera podido levantarme antes de las 12 ni aunque hubiera querido.

Así que a esperar hasta mañana a ver si todo el esfuerzo valió la pena; a empilarme para la presentación Digital que venimos trabajando desde Mayo y presentamos mañana; a cuidar al Nico que cayó con Virus Sincicial (Sebastián cayó 3 veces, don´t worry, estamos curtidos), y a esperar esos días exquisitos y románticos en Buenos Aires que se vienen a la vuelta de la semana.
En eso estoy en este momento.
¿Y ustedes?

(*)

23.7.07

Life in pause


La última patita. La tirada final; el desgarre de alma final, en puntitas de dedos (a lo Terminator 1) tipeando el texto final (diosmescuche) para presentar y DORMIR de una putareputa vez.
De fondo.. qué de fondo, de frente, a todo lo que dan los parlantes, “Lugar Genial”, la nueva de CHC, dándome ánimos y buena vibra mientras intento juntar letras y hacerlas coincidir de manera decente, rompedora y vendedora.
Las tres cosas a la vez.

En la vida hemos trabajado tanto. Eso es de común acuerdo. Si hago un recuento, han sido cerca de 120 horas. 10 ú 11 dormidas, no más. Una pelea heavy, todavía sin resolver con la Romi (siempre tendremos Buenos Aires, queda 1 semana nomás), pizzas, sushi y mierdas varias; un regreso en moto anoche tipo 2.30 am que te lo encargo (sin mi traje de snowboard ni mascarilla, fue como salir corriendo en pelotas por Farellones)… Y nada. Nada de nada. Metido en una cueva haciendo publicidad. Dejando en pausa la vida, los hijos. Hasta las peleas.
Hasta las peleas.

22.7.07

Neverendingneverending

De repente esto es como Lost. Nos fuimos a celebrar que terminamos la licitación, nos intoxicamos o chocamos o algo… y ahora estamos en una especie de limbo interminable en que los conceptos mutan; los textos se escriben mil veces y los únicos pasos que se escuchan en todo el edificio son los nuestros.
Si es así, huele a pucho en el limbo.

21.7.07

Descubrimientos

Esta semana descubrí 5 cosas:
1) Que usando el trackpad de mi macbook pro con un dedo, muevo el cursor... pero con dos dedos, ¡chaaan!, bajo y subo las páginas! Qué diseñazo, mierrrrda.
2) Que después de 44 horas con apenas 2 de sueño, te empiezan a zumbar los oídos, pierdes algo de equilibrio y empiezas a ver manchitas negras.
3) Que el cansancio sumado a la impresión de tener que seguir trabajando todo el fin de semana, son equivalentes a una fuga masiva de litio del cuerpo.
4) Que a veces no es tan "chori" estar siempre conectado. Sobretodo cuando quieres escaparte y vivir en la jungla o en los cerros, al menos hasta haber dormido 8 horas seguidas.
5) Que, como dice Dorothy en el Mago de Oz, "There`s no place like home".

20.7.07

La ola

Una o dos veces al año, uno ve llegar a lo lejos una ola gigante, turbia y feroz que acaba con todo tu mundo conocido y te abduce de la playa de la cuasi-tranquilidad a las profundidades más atroces.
Normalmente te suelta de madrugada.
Otras veces ni eso.
¡¡Bienvenido a las licitaciones!!
El agarrón de arena y agua me pegó desprevenido este año. El fin de semana –sí, el largo- muchos se quedaron trabajando… sólo para encontrarse con que la reunión se había corrido por una semana.
Y que la campaña había que repensarla entera.
Yo, que estuve de nanny-papá-asesor del hogar mientras la doña se iba de club de lulú playístico, tuve que hacer un “eeek, paso”… pero el segundo impacto me golpeó de lleno en la cara.
Y sobretodo en el cerebro.
Son las 7 y tanto del viernes, y todavía no puedo creer que trabajé todo el martes, seguí el miércoles (dormí 2 horas apenas entremedio), y terminé anoche a las 4.30 am.
Destruído.
Sobreviviendo a punta de cafés, pizzas y galletitas-de-reunión; viendo a mis hijos sólo via iPhoto y a mis amigos por MSN.
Viéndolos. Porque no he tenido tiempo ni de escribirles algo.

Hoy me levanto, almuerzo, me vengo… y veo en el horizonte que esto no para más:
Filmación a las 22.
Armado del comercial.
A las 10 am de mañana en la oficina.
Domingo entero también.

Reventado. Agotado. Con la cabeza como una pulpa seca y pasteurizada de neuronas.
Mal.
Y esto sigue.
Y ahí voy.

16.7.07

Ubicuidad

Dícese de estar en muchos lugares a la vez. O estar en todos a la vez.
Dícese de estar acostado viendo como llueve por la ventana, con mis 2 hijos acurrucados, la Mopa (recién bañada, así que permitido) acostada con nosotros... y yo acá, tecleando y surfeando y viendo ¿televisión Irakí? probando Terra TV. Not bad at all.
Y la pega pendiente. Obviamente no puedo ir a trabajar con los niños, así que por mientras -y porque me divierte mucho-, pensando en la parte Digital de una licitación que se presenta el jueves.
Como dice mi perfil, "Es la vida en fast forward".
Pero extrañamente, lo más relajada que hay.
El sábado pastas con H y la Romi. De ahí, viudismo invernal medio loco; corte al Domingo. Película. Asado viendo el partido. Pizzas con mis viejos...
Y hoy esta mezcla de flojera corporal y actividad mental que está bien buena.
Eso.
¿En qué están ustedes?...

"What??"

15.7.07

Viudo de finde. Loco de finde.

No podía decir nada. No, pueh. Si cada año me voy al Club de Tobi por toda una semana, a maltratarme comiendo y tomando y jugando Poker y cachos y cosas cargadas de testosterona. Así que le tocaba a la Romi. Lo justo es justo. O eso es parte de mi plan de Autoconvencimiento: Un fin de semana completo -o desde hoy en la tarde hasta el lunes en la noche-, la Romi en la playa con su comadre Rapa, hablando cosas de minas, viendo películas de mina, fumando como minas y, qué se yo, lo que hacen las minas cuando están solas en la playa.
A descansar de pañales y del departamento y seguramente a reírse al imaginarse cómo cresta lo hago para hacer convivir a mi manía del orden con el caos total.
Exactly: con los niños all weekend. All alone.
¿Aumentamos dificultad? ¡paf!: Big Boss llega a última hora del viernes y me dice que tengo que trabajar el lunes.
"P-pero..."
Anda a siquiera intentar explicarle que soy viudo de finde.
Y que todos están o agripados o en la playa.
Y que es fin de semana largo.
Y que un viernes a las 4.30 es un poquiiito encima.
Anda a tratar.
Chán.
Nice.
Aparte, en ésta época, tener 3 horas para ir al cine con la Romi ya es un lujo.
¿Alguien que se quede todo un día con los dos, finde largo, a última hora?...
Claro. Es mi problema.
Mmm...
Mientras, la locura del day 1 terminó. O casi: 0.30 am y tengo a Nicolás con su teclado en mis pies, su manito sobre la tecla "tab" y yo aquí, impresionado por la tecnología, viendo la película que quiero ver en 3 meses más (cáguense de miedo con el trailer acá), cuando llegue a Chile. ¿Como? Con esto. ¿Más preciso? Tomad. Parte 2. Parte 3. Subtítulos en chino, pero quien lee.
En resumen: viudo, película futurista, locura, niños, pañales... y trabajo... ¿con los niños?
Cháaaaaaaan..
Ah! y estoy nominado a Príncipe Blog. ¿Que qué tiene que ver? Nada, pero paso el dato nomás.
Eso. Cambio y fuera.
Ok: cambia el mac por un macbook pro; sácale el pelo, ponlo más blanco, píntale una barbita de candado, quítale las calugas, ponle blur de movimiento a la guagua y... nah, a quien quiero engañar.

13.7.07

¡Quiero una!

Ok, no, no quiero una. No sé donde podría usarla por aquí... pero sí, quiero una. Está buenísima!
Se llama Magic Wheel. Y, como ven, es el transporte urbano ideal.
No, mentira, las scooters son el transporte urbano ideal.
Pero sí. Es un invento increíble.
O no. No sé. Ando indeciso hoy. Debe ser el shock de saber que tengo que trabajar el lunes.
Pero eso no tiene nada que ver con la Magic Wheel, que está increible.
Mucho. Click en el sitio. O, mejor, en el demo acá abajo.

11.7.07

10101010vertising

Estoy en pleno congreso de la AMI (perdón, IAB). Un congreso de publicidad Online que, en mi calidad de flamante Digital Advisor, obvio que no me podía perder.
Ha sido interesante.. pero no para morirse. En general veo a todos rumiando lo mismo que se ven en los feeds de tecnología, manoseando el 4% de participación de la torta publicitaria y felicitando a España porque llegó a un… ¡5% ooooh!
Es claro que la Internet, la web 2.0 y las tecnologías convergentes son el futuro. O mejor: el presente. Pero también está claro el tremendo cambio que eso implica. Un cambio que, de arriba para abajo, no se ve.
Las nubes de lo analógico no lo dejan ver.
No voy a dar la lata con datos ni cifras ni citas notables que he escuchado en todo este rato. No. Sólo tengo una cosa que decir:
La televisión va a ser digital en el 2010.
La música se está vendiendo en forma digital. La escuchamos en forma digital.
Los diarios los estamos leyendo en formato digital. La comunicación es principalmente digital, incluso dentro de las oficinas…

What the fuck are we wainting for?!!...
Es cool. Es moderno. Es la forma de comunicarse y hacer que la marca se comunique con la gente. Focus groups go home, los foros son increíbles para tantear lo que piensa la gente. Las mediciones son perfectas, ¡en directo!; las comunidades están potenciándose, la marca más poderosa del mundo es DIGITAL! (google, para los que no lo sabían)…
En fin. No queda más que seguir viendo ejemplos increíbles, hechos con dos chauchas y mirando de reojo a los clientes que vinieron. A ver qué opinan.
Chán.
El problema no son los clientes. Para nada. Son los jefes de nuestros clientes.
Perdón, nisiquiera ellos. Con esto me acuerdo de algo que me dijo una vez Martín Subercaseaux, en mi paso por BBDO:
“A los clientes no hay que convencerlos. Hay que explicarles”.

La culpa es nuestra, señores. Nuestra solamente.
He dicho.

Pd: acabo de escuchar esto: Los softwares de las agencias NO CONTEMPLAN la publicidad Online. Andáaa...

9.7.07

Monday haters, go home


La Romi es el Garfield en mis oídos. Mi némesis ritalinica de comienzo de semana.
Cada lunes, cuando yo abro las persianas y entra ese sol increíble-pero-gélido de Julio, ella golpea mi ánimo con su "odio los lunes". Así que opto por subir al máximo mi scaldasonno, correr a la cocina y armar un desayuno de comercial Nestlé: zumo de naranjas, huevos revueltos, tostadas con mermelada de frambuesa y cocoa. Ella prende la tele, yo tomo el diario y me escudo del pesimismo lunero con el vapor saliendo de la bandeja. No falla.
Es que el lunes es como el 1º de enero para mi. Borrón y cuenta nueva. Semana fresca para hacerla y deshacerla a voluntad.
Hasta que mi escritorio se llena de pega y trámites por hacer. Pero bueh, eso los lunes no pasa. Los lunes vienen limpios.
Por eso suelo cambiar mi trayecto los lunes. Y en lugar de tomar Los Leones, llego hasta Providencia, cosa de pasar por Suecia arriba, levantar la vicera del casco y ver los árboles iluminados por el sol de la mañana.
Postal de lunes.
Así que ahora, acompañado por el tango electrónico de Gotan -también un clásico de lunes-, agarrar la pega, ordenarla y levantar el ánimo bien bien arriba.
Un lunes es un viernes adelantado. Un día más para aprovechar que perfectamente puede tener happyhours, almuerzos, salidas, juntadas o, por último, un picoteo regaloneado con una buena película.
Así que piensen en este lunes como un viernes sin finde por delante... y a disfrutarlo!

5.7.07

Esa honda


Esta es mi moto. Por fin pude subirla!!...
A propósito: qué cacho inscribir motos. ¿Han visto las colas del registro civil? ¡Todavía no puedo inscribirla!
Así que por lo pronto, su patente es HONDA.
Mmm voy a aprovechar de pasear harto por la Costanera Norte.

3.7.07

Ocho


Este meme me llega por bombardeo doble: Yanise y Faracita me pasan la pelota para contarles 8 cosas personales.
Ok, here we go:

1.- Soy de pocos amigos, porque soy bastante autista. Cerrado en mis gustos y en las cosas que a MI me entretienen. Si no te gusta conversar de música, arte, arquitectura, publicidad, playstation, tecnología, datos freak o cine, mejor ni te acerques. Quizás por eso todos mis amigos son de ese ambiente. Dolape es arquitecto. H es Publicista. La coté es diseñadora. Rec es productor de tv. Mi cuñado es chef. Chán. Como que no transo andar conversando con gente latera. Claro que hay excepciones. Obvio. Pero again: fútbol, la bolsa o política? Go home.

2.- Tengo tres hermanos: una de 24, que tiene un hijo de 6 y vive con su pololo –el chef-, más uno de 10 y una de 9. Chán. Como lo leéis. Mismos papás. Así que tengo 20 años de diferencia con mi viejo, y 21 con mi hermana. ¿Qué tal?
¿Y Cómo pasó? No sé, pero cuando salimos con ellos parece que tuviéramos 4 hijos. Son iguales a los míos, so… La única lata es que mi mamá nunca ha sido de esas abuelas de “¡¡déjenlos acá!!”… Nope. Al contrario. “¿¡Se los llavamos?!!”… Osea.

3.- Soy fanático de los vinos. Tengo una mini cava, últimamente siempre vacía, pero cava al fin; mis copas sommeliers... Me encanta. Desde hace años. Como mi abuelo tuvo viñas, siempre me dio de probar, para “afinar el paladar”. Antes de la pose; antes de los snobs. (De hecho me acuerdo de haber ido a una que otra fiesta de amigos con un buen vino y escuchar “jajaja, pero si no es asado!”). Mi viejo, igual. No hay nada más entretenido que adivinar una cepa, descubrir los sabores, aromas y distintas notas de un buen vino, y disfrutarlo con tus amigos junto a una buena comida.

4.- Soy un negado para los trabajos manuales de la casa. De no ser por uno que otro conocimiento en electricidad, todo lo que sea clavar, martillar, pintar, taladrear o arreglar, es un gran misterio para mi. Si no, pregúntenle a mi señora: una vez puse un cuadrito en la pieza de Sebastián, y casi termino haciendo cocina americana. El cuadrito era un poco más grande que el hoyo que quedó. Y no es exageración. La Romi después tuvo que rellenar como con medio kilo de pasta de muro la cagada.

5.- Tengo una obsesión ABSOLUTA con viajar a Europa. Debe ser porque todos mis tíos estudiaron en la Alianza Francesa, o algo. O porque me encanta la historia y el arte… Pero tener 30 años y todavía no haber podido ir –miento: pude ir hace unos años, pero solo. Así que lo dejé para después-, es mi gran trauma. Por la Romi tengo hasta pasaporte italiano, pero de ir a Italia… not yet. Snif. Por mientras, me conformo con una o dos idas al Baires al año. La Europa de Latinoamérica, viste?...

6.- No cambio mi moto por ningún auto. (mmm excepto el 407 descapotable). Antes de ser papá andaba hasta con lluvia (aperado, claro, de un traje de snowboard: podía andar hasta con traje debajo y nunca supe del agua). Ahora soy menos aperrado, pero sigo moviéndome siempre en mis dos ruedas. De hecho, cuando cambié de auto (que nunca jamás traje a la oficina), puse el nuevo a nombre de mi señora. Sácate un regalo de cumpleaños. Pero ni ahí con los autos. Al punto que, me robaron hace poco la moto, y entre pagar bencina, estacionamientos y no poder almorzar en mi casa todos los días, opté por comprarme otra. Chán.

7.- Soy hiperkinético. Mal. Y no tanto de andar saltando y gritando (aunque a veces me baja, sobretodo en filmaciones), sino de no poder quedarme quieto. Veo a lo menos 5 películas a la semana. En mi velador tengo 4 libros que leo a la vez y, al lado, una mesita atiborrada de revistas. Ahora que tengo mi notebook, me conecto y veo podcasts mientras bajo música como energúmeno. Y si no tengo nada que hacer un fin de semana, o una noche, o una tarde, me da depresión. Soy de los que hacen del Karpe Diem una filosofía de vida.

8.- Soy un niño. En serio. Quizás por eso me gusta tanto ser papá: ir al cine con ellos, tirarme al suelo, salir a Mampato o inventarles cuentos para que se duerman es más un hobby mío que de ellos. Mi señora es la seria en esta relación. Yo soy el que tiene pataletas porque no le funciona el WiFi, el que desarma la pieza de los niños armando robots y grita de emoción en el cine con la sinopsis de Transformers.
Pendex. A mucha honra.

Y este meme se lo dejo ammmm….
Mamba, Javier San Feliú, Roberto y ClaudiaPop.

29.6.07

Plateadez No. 5

Fuck you, ladrón de motos.
Hoy me entregaron mi Honda Elite 125.

Plateada. Con olor a nuevo. Cero milla de paquete.
Entre el auto, el celular, el Nomad y el noteboo
k, una plateadez más que me hace la vida más agradable.
Así que fuck you, ladrón de motos.
Esta la pego al estacionamiento con La Gotita, y me olvido de vosé.


¿Y e

27.6.07

mac lindo...


Me embalé hoy.
Este va para los que ven un mac y dicen "Y qué tanto...?"
Toma.
Cachito.
De goma.

mi buenos aires querido


Si hablamos de Sudamérica, no conozco todavía una ciudad más linda, cosmopolita y culturalmente activa que Buenos Aires. Eso de salir a las 3 am y ver librerías abiertas; pasearte por Corrientes y ver las marquesinas a lo Broadway, las confiterías; la arquitectura, la atención!!...
Así que la última vez que fui, me quedé con gusto a poco. Hotel top, atención de lujo, pero casi pura pega. Con suerte aproveché de ver una obra y pasearme a la rápida por Palermo. Así que hace unas semanas, recordando mi millaje, y aprovechando la promoción del Santander, cambié 40.000 kms. por DOS pasajes a Baires. Normalmente sale 55 cada uno, así que nótese la ganga. Llamé a Dolape, le pedí un departamento de esos que arrienda a turistas gringos… y estamos. Buenos Aires para dos, justo el fin de semana de nuestro aniversario número 6.
Así que feliz. Estamos listos.
O estábamos. Chan. Porque tilín miércoles mi buen Dolape me escribe complicado porque los holandeses, alemanes o whatever que están arrendándole el depto, ¡se quedan más tiempo!
Así que no puede prestarme el depto.
Ok, no problem… Google, “Buenos aires alojamiento” y chán, el gran dato de boca en boca que andaba buscando: páginas y páginas de departamentos amoblados, re onderos, especialmente diseñados para aprovechar al máximo la ciudad y, de paso, no salir trasquilado con los hoteles de siempre.
ESTA fue mi elección. Busqué por locación, ordené por precio, vi las fotos… y reservé. A los diez minutos ya estaba en contacto con el dueño. Un departamento a media cuadra del Obelisco, recién pintado, decorado muy chic y con todo lo necesario para disfrutar la ciudad. Desde Internet (para buscar datos, obvio), hasta calefacción para el invierno porteño. A pasos de todo, atendido por su dueño y, claro, con ese sentimiento de realidad que pocas veces te da un hotel.
O eso espero!...
Todavía queda un mes completo para irnos, pero shá me siento ashá.
Que ganas de irnos luego. Que ganas, che.

cine en su falda

Con la Romi somos absolutamente distintos. Eso es lo que lo hace entretenido, creo yo. Ella es de escuchar Sin Banderas y Myriam Hernandez; yo me quedo con Jamiroquai y Gotan Project. Ella escucha la Pudahuel, yo la Concierto y la Zero. Ella raya con las maderas y la calidez, yo soy más de estilo Design y High Tech. Y de tecnología, uf, mejor ni hablemos: ella es total y absolutamente tecnófoba –aunque igual chatea y revisa sus correos, obvio-, mientras que para mi la fascinación máxima es ver nuevos gadgets y websites.
Así que anoche, luego de nuestra rica dieta de la sopa (día 2, agh), puse “Crank”, una película que recién está en el cine pero que mi videoclub de siempre ya la tenía (original, mal pensados)… pero ella me mira de reojo.
“No la cacho. Aparte, ¿no ibamos a ver Contacto?”
Agh. Eso es otra cosa en la que somos diametralmente opuestos: TV satelital, canales Premium, y ella sigue viendo el 13, el 7 y el 9. Contacto está bien, pasa, me gusta; pero si traje una película…
Así que escuchad bien mi descubrimiento:
Entre irme a la pieza de estar y quedarme acostadito con Scaldasonno, saqué mi notebook, metí el disco, me acosté, puse en 45 grados la pantalla, audífonos…
¡Cine en su casa!
La cagó.
Osea, muchas veces he visto pelis usando un notebook… pero tenerlo a 30 centímetros, con las luces apagadas y el sonido entrándote directo via audífonos…
Me faltaron las cabritas nomás. Tenía. Pero con la dieta esta…
Uf. Mejor no hablar de ciertas cosas. Ya me suenan las tripas de sólo pensarlo.

Cuento corto, mis recomendaciones de este post:
- la dieta de la sopa para bajar 4 kilos en una semana (si piensas seguir y mantenerte, obvio; mira que si no, el efecto rebote es peor).
- Crank. Pura acción. Cortes vertiginosos; edición al estilo Snatch o Corre Lola Corre. Entretenida. No mucho más que eso, pero bien.
- Ver pelis en el notebook, aún teniendo una tele al frente. No sólo te evitas peleas con tu pareja. Se ve mejor, se oye mejor, y además te puedes dar el lujo de repetir escenas mil veces sin escuchar alegato alguno.

Puras boludeces, en realidad. Pero qué quieren, si con el poco tiempo que me está quedando… En fin. Luego escribo algo decente. I promess.

"Shssssst!...."