21.9.14

Fonda "La Vesícula"

El timing fue perfecto. O el peor posible.
Hace unos meses, cuando fui a mi nutriólogo para (¡por fin!) terminar con el loop de subes y bajas, uno de los exámenes mostró que tenía pólipos en la vesícula. Algo así como "verruguitas" o pequeños quistes que, si son muy pequeños, sólo requieren revisiones anuales. Y si son muy grandes, significa que hay que extirpar la vesícula.
Los míos, estaban justo a la mitad. "Opérate luego de que nazca tu guagua; no hay apuro".
¿El problema? a la semana siguiente empiezan las molestias. Y me consta que no fue psicológico, porque no quise ni averiguar donde diablos tenía la vesícula. Y el dolor venía justo de la zona.

"Cambió el plan. Opérate ahora mismo"
"¿Ahora mismo... onda fin de mes?"
"Ahora mismo, onda el lunes".
Chán.
Lunes 15. Inicio de semana dieciochera. Con dos reemplazos en la oficina, mi Project Manager de vacaciones y un inminente viaje.
Chán. El peor de los timings.
"Si no, te comes una empanada y te puede dar un ataque. O estás en NY y te da un ataque".
Chán. Chán. Chán. El mejor de los timings.


Se los voy a resumir desde mi primeriza vez:
1. Es cierto y muy freak: te ponen en la mesa de operación (cágate de miedo: la luz sobre ti, los monitores a un lado), y la verdad ni siquiera alcanzas a darte cuenta cuando, cual teletransportación de Gokú, apareces en la cama con una sensación exquisita de haber dormido como 5 horas. 
2. Te sientes como si hubieras hecho 479,348,534 de abdominales. Más o menos. Por que claro, pasaron por la zona abdominal. 
3. Saliendo de la clínica (24 horas), el dolor comienza. Es la parte latera: 3 ó 4 días con dolores, hinchado como globo y con una dieta de mierda.
4. Dieta de mierda: (que en estricto rigor, yo viniendo de dieta, no fue tanto): Arroz blanco, compotas, jalea, sémola con leche, pollo ó pescado cocido. Nada de verduras crudas, carne de cerdo ni para qué hablar de cremas, frituras y cosas pesadas. Forget it.

Lo peor, para mi al menos, fue la constipación. No les voy a resumir el asunto... pero ahora sé como se sienten las minas. Suerte con eso. 

¿Y ahora?
La vesícula no crea la bilis. Guarda la bilis. Y la bilis, liñas y liños, es eso que lanza el cuerpo cuando le llega demasiada grasa, para envolver y descomponer más rápido. Puedes comer lo que quieras, pero olvídate de las panzadas de churros, empanadas fritas o McDonald`s. La bilis sigue como siempre, y de hecho los tractos se agrandan -osea el cuerpo busca la forma de compensar-... pero si no quieres sentirte como las pelotas, resumamos que desde ahora:
1. Debes comer 5 veces al día. En porciones pequeñas
2. Debes olvidarte para siempre de comer demasiadas grasas. Combo agrandado? yeah right.

Así es que bienvenido a la fonda "La Vesícula". Donde, por una vez en la vida, cambié la Chicha por el juguito de compota; las empanadas de pino por unas galletas con quesillo... y los 5 kilos que iba a subir, por 5 kilos menos. 

Y vamos que se puede.

16.3.14

Quizás

Un cuento

LAS SÁBANAS MÁGICAS DE SEBASTIÁN.


Sebastián tiene sábanas mágicas.


Y nadie más que él lo sabe.


Cada vez que se va a acostar, luego del cuento del papá y el besito de la mamá, Sebastián se tapa y ¡wuuuush!, las sábanas lo llevan a los lugares más increíbles que podrías creer.


A veces la sábana es una cueva suave y calientita.


A través de ella, termina llegando a países llenos de robots, naves espaciales y chocolates.


Otras veces la sábana es una capa, que lo ayuda a volar muy alto, y recorrer el mundo.


Sebastián tiene una sábana mágica. Y nadie más lo sabe.


Por eso no ve la hora de que se acabe este cuento para entrar a ella y tener una nueva aventura



Ilustración Leonor Pérez




20.2.14

Quizup y otras cyber adicciones

En el mundo mental de un publicista, con la cabeza siempre a mil y con la obligación/deformación profesional de conocer lo último, lo nuevo y lo más, las obsesiones flash se me han vuelto una maldita y eterna recurrencia. Pegado con (la tercera entrega del juego de Batman para PS4 y una muy buena razón para no salir un jueves en la noche), adicto a la segunda temporada de #HouseOfCards (que además cuenta con el formato Netflix de “Te paso la temporada completa, enjoy) y con Spotify –ahora en Chile, por si no lo sabían- refrescando mis orejas constantemente… lo único que me faltaba era descubrir una nota con las 10 empresas de Social Media más innovadoras del año y conocer QuizUP.

¿Qué es? Un “Plain Vanilla Game”. O, en shilensis, un “tres cucharadas y a la papa” de usabilidad, con una adicción parecida al Candy Crush. Al que, gracias a la waif, me parece que nunca enganché. Los anticuerpos de los constantes “Ayudame” en Facebook hicieron su pega.


En fin: QuizUp es una App de trivias. Fin. Y con esa sola idea, y un orden de temáticas de absolutamente lo que quieras, la caña cayó al agua y empezó a picar como locos. Les cuento, señores, del nuevo Flappy Bird. Y ojalá que su creador no frikée como el del pajarito volador, que no estoy para tiritones de manos.


Se las dejo. A ver si me acompañan en mi adicción y nos juntamos mentalmente desde nuestro celular.

Enjoy.





14.2.14

Review: Robocop

Como fanático del Robocop de Frank Miller y de las dos películas originales (la tercera fue un mal sueño), creo tener el derecho y deber de comentarles mi ida al cine de ayer, al estreno de Robocop:

En simple: LIKE. ¡¡Muy muy buena!!

Primero, porque la tecnología de hoy hace mucho más realista, crudo y perfecta la idea de un Hombre-Robot-Policía. Segundo, porque está diseñada de tal manera que no echa a perder a ese Robocop que tienes en la cabeza –de hecho el inicio es con canción ochentera y todo-… Y tercero, porque el guión está muy bueno. Y con la misma crítica social e ironía tan Frank Miller (Cómics).


La historia cambió un poco nada más. Sigue siendo el futuro cercano. Sigue siendo Detroit (hoy, un verdadero Gotham, no es necesario reinventar nada). Y sigue habiendo un tipo medio corrupto que quiere ganar sin importar nada (el CEO de Omnicorp y ex Batman, el siempre genial Michael Keaton)… Pero con vueltas que sólo la época de los videojuegos, los efectos realistas y el futurismo limpio y perfecto no pueden traer hoy. Una película de acción redondita. Que no tiene grandes twists ni recuécanos narrativos… pero que cumple más que bien reviviendo un clásico que los niños de los ochentas amamos; lo más importante, sin perder la esencia ni la fuerza de la idea original.

Véanla. Recomendada.





13.2.14

14 de Febrero? DIY

Para quienes me siguen en Instagram, ven mis chequeos y me putean por interno por sacar pica, sabrán que salir a comer, cocinar y disfrutar de un buen puro, un buen vino ó un picoteo con amigos y familia está en mi top 5 de entretenciones. Por lo mismo, y desde el humilde palco de un suertudo comedor y bebedor, les puedo dar un dato, quizás un poco tarde, pero nunca malo de tener:


El 14 de Febrero es, lejos, el peor día para salir a comer.

Y no lo digo de mala onda: realmente es el día en que, de acuerdo a varios chefs, se deja todo congelado y preparado con días de anticipación; mesas repletas, servicio colapsado… Y una sobrepromesa interna (sabor año nuevo) a pasarlo bien y que todo salga absolutamente perfecto, que no es fácil de cumplir.


Pero este no es un posteo mala onda. Al revés: en todos mis años de casado (13 ya, ufa); los primeros #14F los “disfrutamos” saliendo a comer. Y nos dimos cuenta con horror no sólo de los precios sino también de las colas, malos ratos y colapsos. Por eso, desde el año 4 optamos por algo mucho más sano, mucho más barato y, mira tú, mucho más romántico:



El 14 de Febrero DIY.


Dícese de preparar entre ambos algo rico, fácil, romántico y especial. Por el sólo hecho de que lo hicieron ambos. Y sirve, para los solteros, hasta como regalo: Esta noche, la comida la hice yo.

Toma.


Paso previo: invierte el mismo tiempo que le darías a buscar “el” restaurant y “la” reserva, en encontrar recetas ricas, fáciles y simples. Google es tu copiloto. Y tu amiga foodie de Instagram también. Pero busca simpleza. Si eres como yo, créeme que tu mujer te agradecerá que no haya panqueques o arroz de sushi pegado en el techo. No es broma.


Luego, hazte experto en ese plato. Trata de hacerlo al menos una vez antes. En mi caso, tengo un imperdible: Camarones y mariscos cocinados en leche de coco con menta y arroz basmati al vapor. De postre, panqueques con forma de corazón flambeados con licor de naranjas, helado y trocitos de almendra. Suena increíble, sabe increíble y es facilísimo. Les acabo de dar la receta (los panqueques son 1 huevo, 1 taza de leche, 1 taza de harina con polvos. Mezcla en coctelera si te complica, jaja).


Segundo paso: Convierte tu comedor en un restaurant. Pon velas. Incluso vuélate y decora como nunca, mueve plantas, trae equipo de música, incienso –si eres de esos- y luces suaves. *Dato: paños de colores si no tienes dimmer. Además, hay varios tips para armar las servilletas de manera especial en Youtube. Diez puntos extra.


¡Y a disfrutar! Estás en casa, pueden comprarse una botella de vino rico y tomarlo entre los 2 sin miedo a partes… y lo mejor de todo, luego de comer y disfrutar los dos solos… la cuenta salió, máximo, lo mismo que el restaurtant. Con una buena botella de espumante, un buen vino, comida para 2 y hasta postre. Con la diferencia de que lo hiciste tú. U, otro plus, lo armaron entre los dos a lo chick flick.


Y eso, como dicen por ahí, no tiene precio.


Así que háganme caso. Ahórrense las colas, los mozos que no dan a basto… y disfruten de un viernes romántico de verdad. En un exclusivo y onderísimo restaurant que tiene sólo una mesa, y sólo dos invitados.





10.2.14

"Her", Walter Mitty e inspiraciones varias

Si en el mundo virtual las cosas juntaran polvo, este blog estaría con una costra de tierra seca y dura.
So sorry por la dejación... pero es impresionante como las Redes Sociales (particularmente Instagram y Facebook) absorben esas ganas locas de decir algo, y te lo convierten en cómodas cuotas de pulsaciones de "estás vivo".
Pero sin la capacidad exquisita de un blog. Donde puedes pensar. Desahogarte -hasta cierto punto, según mi experiencia en todos estos años-. Así que me estoy (re)obligando a escribir como forma de meditación, entretención y, jodelines, para ejercitar el músculo redactoril.

Así que volví. Hoy al menos. Y quería comentarles sobre un par de cosas que he estado devorando en estos días:


La primera, "Her". De Spike Jonze.
Una peliculaza. Por su historia, su tono cálido y tranquilo de película de domingo... y su impresionante y detallista mirada de un futuro que, según este artículo (traducido con Google, pero que pueden leer en su original en el link también) y mi observación propia, podría ser efectivamente lo que "Minority Report" fue para inicios del 2000 en términos de "¿Qué se viene ahora?
No olvidemos que, de una u otra forma, "Minority Report" fue el padre del iPhone.

¿De qué se hará cargo "Her"?









Cuando vi Her, pensé que era la mejor película que he visto en los últimos 12 meses...
Hasta que me topé con esta: La Vida Secreta de Walter Mitty.



Si Her es el "Minority Report" del 2014, Walter Mitty es la nueva Forrest Gump. Una película de esas que paran los pelos; con una premisa increíble: Un tipo gris y aburrido que trabaja en la revista "LIFE"... Y que sueña despierto todo el tiempo... Hasta que la misma vida lo obliga a dejar de soñar, y empezar a vivir de verdad.
No les cuento más. Veanla.
Además, la música está increíble.





Y para  terminar este estiramiento y "vuelta a la vida" de mi blog, otra película digna de ver este verano -si es que no la vieron, porque es fácilmente googleable: About Time.
Esta vez, no les cuento nada: sólo vean el trailer. Eso sí, advertencia: no es un peliculón; sino más bien una muy buena "Chick flick" para ver con tu mina en una tarde de verano a pata pelada.



#Eso.
Conversemos en mi twitter, revisen mis posteos en mi viejo y fiel Blogger y Wordpress... ¡y no leemos muy pronto!