20.9.06

tikitikiti.mp3

El viernes a las 12.30 exactas empezó la "ramada" oficial de la agencia. Empanadas, chicha, cuecas y las caras de vacaciones achoclonándose en el pasillo dando el corte de cinta tricolor. Yo, con mi recién recibido Nomad de 40 GB (regalo de Iberoamerican por haber hecho la mejor frase de radio del mes), me asomaba en mi mac a lo Gollum ("my prrrrecious") y luchaba entre el autismo -40 gb es demasiado espacio para llenar!- y las ganas de partir el 18.
Finalmente, el aparato se descargó.. así que empecé a llenar el hígado.


¿Un dato? Muchmusic.net

Se vino el 18.
Un 18 bien extraño. Y es que, a 5 años de matrimonio ya, todavía no me acostumbro a NO estar en la playa, metido en fondas y despertándome encañado. El carrete tira. Pero bueh, qué se le va a hacer: la paternidad te da cosas y te quita otras.
H&C en la playa, dos entradas gratis para la Fonda Kitch en la mano y yo aquí. En mi casa. Paseándome entre carretes familiares, inauguraciones (y re-re-reinauguraciones) de nuestra flamante parrilla a gas y paseos a la plaza.
Tirado para atrás, escuchando música, leyendo, jugando con mis hijos...
Y el fantasma de los 18 pasados que me mira con ojos incrédulos.
¿Cero baile? ¿Cero trasnoche?... Naaaah...

Pero sí, pueh. Es lo que todos llaman el síndrome de "Nido Lleno". La etapa en que ves que todos tus amigos carretean y salen y viven la vida loca mientras uno cambia pañales y se levanta temprano para ir a teatros infantiles.
Y en 18, uf, el tirón del frenazo se siente.

Aunque no me puedo quejar: harto asado, hartas juntadas familiares... y paseos por un Santiago primaveral, silencioso y relajado. Justo lo que estaba necesitando ultimamente. Aunque el fantasma de los 18 pasados me mire desde atrás y me haga gestitos. Aún así.

Porque cuando eso pasa, yo lo miro de vuelta, agarro a mis dos guatones, me tiro al pasto y juego con ellos hasta que estamos todos rojos de tanto reírnos.
No. No hay tikitikitís comparables a disfrutar estos poquitos años que duran siendo niños.

¿Saben qué?... ahora que los escribo, me doy cuenta.
Menos mal que el carrete está en pausa.
Menos mal, porque la vida va siempre en Fast Forward.

9 comentarios:

LATIDOS URBANOS dijo...

Me parecen razonables tus fantasmas, después de todo pucha que se oasaba bien...pero en todo caso la pregunta es otra ¿acaso no te llena más tu actual vida con tu pelirroja y tus pequeños? por lo que te he visto escribir, creo que sí, así es que los carretes anteriores son sólo eso, fantasmas...

SL2

:: ritalin :: dijo...

Sí, claro que sí! El día a día. Absolutamente. Pero cuando llegan las fiestas del 18, el fin de año, etc... Uf. me siento hasta medio viejo. Descolocado. Pero bueh, según todos los que tienen hijos, es el clásico caso.

Angel y Demonio dijo...

Pues imaginate yo, con todos mis amigos y conocidos en tu parada, con hijos y esas cosas... y yo con los motores prendidos, sin tener donde cresta arrancar! Ni con toda la cuerda del mundo salgo sola... algo hemos evolucionado en este pais, pero nunca tanto como pa que no te traten de prosti por andar we... sola por las fiestas. :(
That´s life... Jajaja!! Saludos pueh! Y ni se preocupe de los fantasmas del pasado, que tiene razón, mejor los enanos del presente. :)
Besos!

Mary Rogers dijo...

Poco a poco uno va tomándole el gusto al cambio... ya te quedó claro con los guatones chicos. Pucha que es importante. Mañana saldrán ellos a carretear, sin ti y eso será raro. Aprovéchalos now.
Besotes
Felicitaciones por la frase!

Luz Estevez dijo...

Uno a los 20 años (mi edad) sueña con el dia en que lleguen los hijos, y formar la familia... casarte de blanco y todo lo que viene con ese sueño que tenemos las mujeres. Seguramente cuando uno ya logra eso y pasan los años, te acordas de tus aventuras de chico, y la falta de preocupacion que uno tiene a esta edad y lo extraña...
Pero me crie en una flia muy unida, y creo que la familia es lo mejor que uno tiene en la vida.. y por lo que lei formaste una flia muy linda! asi que me alegro de que cambies pañales y disfrutes de ella.
Saludos
LUZ

faracita dijo...

Las fiestas están en ti... ya vendrán tiempos para pasarlas fuera, pero mientras... busque espacios que permitan equiparar su yo carretero con su yo papá... como al parecer está haciendo...

Es cierto que los hijos tienen pro y contra, pero sabes? los pro no los cambiaría por nada!!!!!! y veo que tú tampoco!!!

un gran abrazo,
C.

la-pollo dijo...

Gracias por la visita.
Y sí, yo también pasé el 18 cambiando pañales... jajja.
Saludos.

Miss Sanyai dijo...

Toa la razón con el posteo dieciochero, ya partimos mal celebrando cuando aún eramos colonia! jajaja, gracias por visitar el blog de la ardilla.
Me gustó mucho tu posteo, yo pasé mi 18 con mi pololo y un matrimonio amigo con un hijito de un año y medio, y ya me dan ganas de tener mi propio bebé :), jeje.
Saludos

kyol dijo...

es que cuando se nace chicharra..
ufff, cueta aflojar..

igual: quid pro quo..

saluxt!