25.2.07

Tic. Tac. Tic. Tac.

Tiempo no me ha faltado. Seguramente es ese típico "ataque de la hoja en blanco" que ultimamente me hace postear cada vez menos.
O será que están pasando tantas cosas que no se por donde agarrarlas, darles forma y poner "post".
A ver, pero ordenémonos. Algo va a salir.

Son las 21.30 y estoy frente al PC. Suena raro decir "pc". Ocho años dicendo "mac" con orgullo, y zas que me topo otra vez con Mr. Gates. Porque la Romi estaba aburrida del Casa de Herrero; y porque Sebastián...
Uf. Sebastián entra al colegio.
Esta semana.
Eso es lo que me tiene plop. Y desde ahora; hace re poco!
Hoy mismo, me llegó el zumbido de imágenes que se me vienen en las próximas dos décadas.
Colegio. Mis hijos en el colegio.
Al segundo le falta, eso sí.
Pero no. No me quiero diluír. Volvamos a ordenarnos:
Hoy en la mañana hice algo que hace tiempo que no hacíamos: me levanté a una hora "menos indecente" (11 am?), tomé desayuno con Sebastián -que, para los que no leen tan seguido este blog, es mi hijo de 5 años; el hermano del otro, de 1, y mediohermano/mediopapá de la hija peluda y con cola que me sigue como sombra-, le pasé un pañito a la moto, le pasé su casco amarillo, mis anteojos para manejar de noche, y nos fuimos los dos despaciiiito por Los Leones, doblamos en Irarrázabal, y llegamos justo-justo al inicio de la Obra de Teatro que, como todos los domingos, dan gratis en la Casa de la Cultura de Ñuñoa.
Tiempo de calidad padre/hijo.
Y ahí me partió todo. Porque la Romi viene hace meses con el cuasi llanto de que su "niñito" ya va a entrar al colegio. Y a mi, la verdad, como como que no me llegó...
Hasta que lo miré de reojo, viendo la obra, y me cayó la teja.
Mi hijo entra al colegio.
Flashback de la guata de la Romi.
Sebastián entra al colegio.
Flashback de sus rulos rojizos saliendo de la guata. La Romi casi en coma; el doctor serio que me dice "cúidelo", con un tono que me sonó más a papá viudo que a otra cosa.
Mi hijo mayor, mi guagua... entra al colegio.
Y hoy, en el Jumbo, cuando veíamos su MOCHILA, su COLACIÓN y hablabamos de los LAPICES y LISTA DE UTILES, asumí. Con todo.
Plop.
Mi hijo entra al colegio.
Es tan típico eso de las viejas que te miran y te dicen "¡uuuy, qué increíble, si yo lo conocí de guaguita!"...
Así me siento. Como una de esas viejas que te agarran los cachetes y te dicen a 4.000 decibeles que "¡Uuuuuuy, que grande que estáaas!"
El tiempo se me congeló, pasó en Fast Forward y volvió a congelarse cuando mi hijo se rió por un chiste de los actores.
Mi hijo entra al colegio. Compañeros. Pruebas. Luego polola. Trabajo.
Y cuando vuelves a tocarte la mejilla, todavía roja por los dedos de la tía esta, tu hijo está con otro hijo en los brazos riéndose por un chiste en una obra de teatro infantil.
Wow.
Y yo aquí escribiendo.
Los dejo. Voy a ir a mirar al otro nene -Sebastián salió con la Romi a probarse los PANTALONES DE COLEGIO-. Le voy a agarrar la mejilla despacito y le voy a decir:
"¡uuuuy, que chico que estáaaas"...
Y seguro que se ríe. Seguro, porque le encanta cuando hago el payaso.
Pero yo se lo voy a decir en serio. Con un nudo en la guata. Porque, apenas me de vuelta, va a estar preguntándome si le presto el auto.

Y pensar que yo le llamaba "pelón"... Snif.

10 comentarios:

la-pollo dijo...

Jajaja... pobre ritalin...jajjaj.
Yo pasé por lo mismo, cuando mi hijo entró a kinder, no lo podía creer, y ya ahora comienza tercero básico... Es una etapa linda, llena de miedos, yo te juro que sufría, pensaba que me llamarían del colegio diciendo que mi hijo se cayó, que otro niño le pegó... ufff ene cosas, miedos, pero todo pasa, al final te das cuenta que tu hijo se hizo de amigos, y que le gustó una compañerita, te alegras, y a sus cumpleaños, fijo que se suman todos los amigos del curso, ya no son solo primos, es el choclón que va a celebrar con tu hijo... heavy, pero entretenido, se siente un poco el despegue de ellos. Es lindo, es maravilloso verlos crecer y aprender!!

Fran dijo...

Wii... yo no tengo hijos aún. Pero me imagino lo que debe ser y wowwww !!! Como mapipositas en la guata ! Seguro lloras cuando lo veas con su uniforme !
Saludos
Fran

Angel y Demonio dijo...

Guajajajaja!! Eso meesmo te iba a decir! Que cualquiera de estos días te pide la moto prestada... o lo que es peor, la toma prestada sin más y te cuenta a la vuelta. XD

Pobre Ritalín, te cayó el viejazo encima! Sabes? Creo que, por más que cumplimos años, no dejamos de sentirnos igual de pendex por dentro, hasta que nos pasan estas cosas. :)

Saludos!

pame dijo...

uhhhhh que grande y que ricos sus rulosss!

kyol dijo...

uuyyy los años me marean..y eso que aún no tengo hijos. que puteadera más grande: todo rápido, todo para ayer.
hace poco nos reencontramos con algunos primos que no veiamos hace años..y son todos tan altos, gigantes..me decían: "...ayss prima y pensar que antes te miraba hacia abajo.."
cuando les di mi msn me preguntaron si sabia usarlo
SI SABIA USARLO!!!!!!
damn it!!!
y eso que tengo la edad de la bolocco chica y, claramente, se me ven mejorcitos a mí..
jejeje

Nelson Alvarez dijo...

Lo peor es que me tinca que vas a estar más nervioso que el mismo cuando sea su primer día de clases...

Yo no tengo hijos, pero si tuviera yo cacho que me daría pánico pensar que van a estar en un lugar donde no lo puedo cuidar ni proteger.

Pero bueno, esa es la idea, que comiencen a aprender a defenderse por sí mismos en la vida... como siempre, con la buena guía de los padres...

Saludos y felicitaciones por tu hijo!

LA ESTUDIANTE QUE APRENDE. dijo...

oh! que nostalgico...

Y para que veas como pasa el tiempo! (comentario de otra tía típica)

Y se te viene marzo ah..
ajajajajajjaa


Saludos y suerte para tu hijo que es hermoso!

ah y ¿pq será q siempre a la mujer se le cae la teja primero??
ya pue! tienen q estar atentos a los cambios!


byeeeee

TheAdvertiser dijo...

AAAAAAAAAAgh, y hoy fue el día D.
Pero mejor se los cuento con un post.

Marce Infante dijo...

Mi washo ¿ese es tu hijo? me muero por lo rico y ondero. Os felicito. Por mi parte, hoy que mi Emilio roza los cuatro años ya me estresa el tema del Colegio, que el uniforme, la tareita y esa cosa competitiva que se le mete a algunos padres y niños. Me da nervio. ¿A que cole lo metiste? Me encantaria saber.
Cariños Rita...

:: ritalin :: dijo...

De hecho el departamento que compramos fue pensando en el colegio! Al frente de él. Vimos varias alternativas -quería que sí o sí fuera bilingue-, y la mejor alternativa (léase no ridículamente caro) fue el English Instutute. Acá al ladito; Lyon casi al llegar a Bustos. 172 steps away.