12.2.07

Cambia todo cambia

(o "El futuro es ahora" Post en dos actos)

Acto I

En mi depto, se acaba el “en casa de herrero”. Luego de años haciéndole el quite a tener computador (paso todo el día en uno y, lo principal: teniendo un mac “ultima-chupada-del-mate” en la oficina, se me hacía medio latero tener un water cualquiera en mi depto, porque gastar dos palos en uno, no way)… pero Sebastián entra al colegio en unas semanas así que obligado a volver al mundo de Bill Gates. Aunque sea por la familia.
Pero bueh. El domingo la pasé como buena parte de los chilenos: metido en un mall. Y claro, aproveché de vitrinear y comprar cosas para reacondicionar la pieza de estar (pobrecita, va a estar llena todo el día), comprar la mesa para el dichoso artefacto, y elegir con pinzas el objeto que mi señora y mis hijos verán todo el día.
El famoso PC.
Quedó bien. Falta enchularlo un poco (softwares, antivirus, bluetooth y demás), pero por lo pronto salva.
Tan inocente que se ve apagadito en un rincón… espérate nomás cuando los marabuntas digitales se lo zampen cuando lleguen los de Telefónica con Internet.
En fin. Las cosas ya no serán lo mismo en mi depto.
A todos se les va a ir el bronceado rapidito.


Acto II
Transantiago. El taco y la lata absoluta me pasó por el lado cuando venía en la moto y me dio una especie de risa-pena por todo el asunto. Al pasar de Lyon a Providencia, vi que la gente iba subiendo exponencialmente con el paso de los paraderos. Al doblar en Thayer Ojeda (que, nota totalmente aparte, fue mi tío abuelo, mire usté), la oleada de gente y de “boinas verdes” en la vereda parecía recital de Cold Play adelantado.
Pero no. La cara de “malditoZamoranoteodio” de todos decía otra cosa.
A propósito, ¡que manera de matar la imagen publica, la de Zamorano!
Lo advertí, ah? Lea mi blog, oiga.
En general, se nota el chilenismo puro: improvisación, mala gestión…
Y que lata. Porque ni los empresarios ni la gente (que ni abrieron el mapita, se los aseguro, porque es a prueba de tontos) se pusieron las pilas con est. Y se nota.
Pero bueh. Cambia todo cambia. Semana de avances tecnológicos en este lado de la blogósfera. Ojalá que sean para mejor.
Ojalá.

FIN.

3 comentarios:

Angel y Demonio dijo...

Pues bienvenido a la tecnología casera. Ya deciste qué harás para evitar que el niño vea pornografía?? Jijijiji!! Ánimo!

Y, acerca del "trasnguatazo" (como decían las noticias de hoy) pues no quiero ni imaginar cómo le voya hacer para movilizarme. Debería comprarme una moto? XD

Saludos!

Cote Cumplido dijo...

con respecto al computador, genial forma de relatarlo...es curioso como el mundillo cibernetico nos obliga a desearlo totalmente. Y el Transantiago, insisto en la flojera dle chileno - no se compliquen -
además zamorano ni anda en micro

intronauta dijo...

Dejando a un lado la flojera típica de nuestros compatriotas (q ya no es novedad) y los boicots del mafioso Manuel Navarrete, me sorprende sobremanera q a la gente le falte poco para pedir la cabeza de Zamorano. ¿Cuesta mucho darse cuenta de q el ex pichichi es sólo la imagen comercial del Transantiago?