9.3.08

Déjenme en Paz (3)

Hoy amanecí con el cuerpo en la cama y la cabeza en alguna parte de La Paz. Mal. Hablé con la family por Skype, me duché y partí -más por inercia que nada- a almorzar. El lugar elegido, el famoso Chalet La Suisse.
El restorán es espectacular, no cabe duda. Todo de madera. Cálido. Muy elegante, pero familiar. El servicio increíble. Sin duda el mejor lugar de La Paz. Al que, casi como slogan, todos le achacan que "No importa lo que pidas, nunca te vas a equivocar".
Caracoles. Ostiones a la parmesana. Lasaña de mariscos. Fondues. Postres de todo tipo.
Los precios, bastante decentes para un santiaguino, pero carísimos para La Paz.
El pan con ajo de cortesía, una maravilla.
Recordé los tips que me dieron y de entrada pedí el famoso "sushi" de La Suisse, que resultó ser una deconstrucción espectacular: carpaccio de carne en láminas con gengibre, limón, wasabi y soya, acompañado de una porción de arroz cubierta de sashimi de salmón y nori picado, con palta decorandolo todo.
Exquisito.
Una coca light, DOS jugos de piña, y seguí con el fondo: una sopa de camarones que, ni bien llegó, algo me dijo que no estaba todo bien.
Soroche o caña, me empecé a sentir pésimo.
Llamé a la anfitriona, que me trajo una agüita de coca y me puso la sopa para llevar. Aunque lo pensé mejor, y pedí de todas formas el postre. En una de esas era sólo soroche, así que el azúcar me iba a ayudar.
Y de hecho lo hizo: luego del Sorochi Pill de rigor, apareció ante mí un pie de chocolate decorado con rodajas de mandarina caramelizadas, con una porción de crema y frutillas a un costado.
Justo lo que el doctor recomendó.

Acto seguido, pagué (Bs.220, osea unos $14.000 por todo, que en Santiago seguro que habría sido el doble), salí... y mientras me prometía volver cuando estuviera al 100%, plaf: me topé con la ciudad empapada.
Adiós ida al Valle de la Luna.
Hablé con mi host y el productor mientras llegaba con la sopa "to-go" y la ponía en el refri. Seguramente nos juntamos más rato para repasar los detalles finales de la filmación de mañana...
Pero por mientras, no sé si por el soroche o la caña, prefiero ponerme mis nuevas adquisiciones, sacar una peli de las que compré y pensar en que me voy a sentir mejor en un rato más.
90% de seguridad que es pura caña.
Uf.

"Aaanda la osa, que cara que tienes..."

7 comentarios:

luÇiernaga dijo...

seras el mismo ¨Rita¨?? me dije, y entré a leer tu blog ayer; estuve pensándolo si dejarte o no un comentario...pero, entre los bloggeros no hay diferencias de edad, y queria decirte que me entretuve mucho con tu travesía.
Llegué acá través del de Roberto Arancibia al cual entro regularmente.
Bueno que sigas teniendo un buen viaje y ya nos conoceremos algun dia...
no vienes por Jamaica???

Carmen Gloria dijo...

guauuuu !!!!
Nunca pensé en La Paz como destino turístico, pero "Con Todo Gusto" la incorporaré en el listado de viajes que no debo perderme.
Saludos !
cuty

Angel y Demonio dijo...

Mmmm ... a mi me entró la duda con eso del "soroche". Qué rayos es eso??? Y, qué guena descripción de la comiiiiiiiida. Alguna vez pensaste en ser crítico gastronómico? jejeje!!!

Saludos!

george dijo...

después de todo lo que leì solo siento SANA ENVIDIA!!.

mucha suerte !!

:: ritalin :: dijo...

Jaja, gracias!!! Y oye, como es que nadie comenta las zapatillas?! son lo mejor que he visto en la vidaaaaa

Angel y Demonio dijo...

No me contestaste mi dudaaaa!!! Y, las zapatillas no te las alabé, pero se las acabo de sacar en cara a mi hermano, que se quedó mirándolas absolutamente baboso. ;)

:: ritalin :: dijo...

AAaah, pero si lo contesté en alguna parte de un post! El "Soroche" es la puna. De hecho venden unas "Sorochi Pill" que son milagrosas.
Aleluya.