15.2.08

Día del amor

Tómese un delantal (si es bueno para la cocina, seguro que lo encuentra detrás de la puerta), póngale el otro (delantal) a su señora, y sirva un par de copas de buen vino. Si tiene una radio en la cocina, ponga música suave y romanticona.
Acto seguido, tome una taza de coco rallado, media taza de pan rallado y la rayadura de un limón sutil (o limón normal, no cambia tanto la receta) y mezcle toda esta sequedad con pimienta, merkén y sal a gusto.
Luego tome dos huevos, sáqueles la clara y bata un par de segundos para homogenizar, mientras su señora pesca un kilo de camarones (si son de Procam, porque si no con 450 gramos, que es lo mismo, alcanza) y los pela bajo un chorro de agua fría.
Una vez limpios y secos, encienda el fuego, ponga el wok en él y eche aceite. Unos 5 centímetros son suficientes.

Tome un camarón, sumérjalo en las claras, escurra y lance cual niño en la playa en la aromática mezcla de coco, limón y pan rallado. Luego, piquero al aceite... hasta que esté dorado y crujiente. Osea, menos de 2 minutos.
Seque en toalla nova, ponga en un plato y adorne con rodajas de limón.
Le va a quedar una maravilla como esta:

Hace como 2 años que caímos en que no importa lo rico del restorán: el 14 de febrero son todos un asco. Llenos. Con la comida preparada de antes -si no congelada- y una atención de mierda. Así que qué mejor que cocinar en pareja (en este caso hasta con los niños, porque no hay nadie en Santiago), con un buen vino, música suave... y un menú de Camarones Thai con coco, sushi y mi torta favorita: la de nueces y manjar de Presidente Riesco.
Comida y regalo al unisono. Qué mejor forma de celebrar el Día de los Enamorados!!

2 comentarios:

robustiano dijo...

Lo tendré en cuenta pal proximo año, porque ahora no me resultó mucho con un causeo de patas y harto ají sentados en un banco a orillas del mapocho, rematando con un tarro de duraznos en conserva.

:: ritalin :: dijo...

Jajaja, da lo miiiismo!, lo que importa es la compañía. Sobretodo en este día. Salu2.